Con una taza de té, Xi Jinping recibe a Trump en China

Con una taza de té los presidentes chino Xi Jinping y estadunidense Donald Trump iniciaron hoy una nueva era en las relaciones bilaterales, cargadas hasta ahora de diferencias comerciales y por el apoyo de Beijing a Corea del Norte.

Los mandatarios fueron acompanados en esta ceremonia informal, subrayan los medios chinos, por sus respectivas esposas, Peng Liyuan y Melania Trump, en una reunion celebrada en el edificio Baouyun o "salon que contiene tesoros", en el suroccidente de la Ciudad Prohibida en esta capital.

Antes, las dos parejas presidenciales habian recorrido el Museo del Palacio como también es conocida la Ciudad Prohibida, donde sobre 72 hectareas se asienta la que fue residencia de las familias imperiales de China en las dinastias Ming y Qing.

Los Trump iniciaron de esta manera la primera visita de Estado del mandatario estadunidense a China, a donde llego la tarde de este miércoles para reunirse con el liderazgo chino que tomo posesion tras el XIX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) celebrado a fines de octubre ultimo.

El viceministro chino de Relaciones Exteriores, Zheng Zeguang, destaco que junto a las actividades propias de una visita de Estado, habra "interacciones informales" entre Xi y Trump.

Este encuentro, el tercero entre ambos jefes de Estado, coincide con el 45 aniversario de la visita que realizo el entonces presidente estadunidense Richard Nixon, también de filiacion republicana, al pais asiatico, a fin de normalizar las relaciones entre Beijing y Washington.

Xi y Trump se habian conocido en persona primero el pasado mes de abril en Mar-a-Lago, Florida, casa de descanso del mandatario estadunidense, y luego, en julio, en la cumbre del Grupo de los 20 en la ciudad alemana de Hamburgo.

Para este jueves los dos jefes de Estado acudiran a un foro de negocios y a la firma de varios acuerdos bilaterales en el Gran Palacio del Pueblo.

Se prevé que en la agenda de Trump destaquen formas para reducir el déficit comercial de Estados Unidos con China, un tema central en su politica y que trae a colacion de manera constante, como en su visita a Corea del Sur, la cual concluyo horas antes de viajar a Beijing.

El saldo comercial a favor de China llego a 26 mil 600 millones de dolares en octubre, aumento de 10 por ciento interanual, pero inferior a los 28 mil 200 millones de septiembre.

De acuerdo al sitio especializado Bloomberg News, estas cifras significan que el superavit comerccial de China con Estados Unidos podria rondar 250 mil millones este ano.

El economista jefe de Bloomberg Economics Asia, Tom Orlik, escribio que "La balanza comercial bilateral sigue inclinada a favor de China. Las expectativas de que el viaje de Trump logre soluciones al problema son bajas".

La semana pasada Estados Unidos impuso nuevas tarifas a las exportaciones de papel de aluminio de China, y el Departamento de Comercio anuncio que la administracion Trump inicio 77 investigaciones antidumping y de derechos compensatorios desde enero.

Ademas, se espera conocer el discurso de Trump en Beijing sobre Corea del Norte, cuyo principal aliado es China.

El mandatario estadunidense mantuvo su duro discurso contra Pyongyang y sus programas de misiles y nuclear en sus intervenciones en Corea del Sur, pero entreabrio una puerta al dialogo, la cual se espera ver si se abre mas en la capital china.