Contaminación política sobre la justicia también invade a las procuradurías, advierten

No hay peor noticia para un país que el no tener instituciones estables que den certidumbre en los procesos electorales, señaló Ernesto López Portillo.

“No quiero ni pensar qué escenario podemos enfrentar en el 2018 si no tenemos a los árbitros instalados, imagínense ustedes, como arrancar una contienda de futbol sin árbitro, esto es un riesgo altísimo”, expresó.

Esto en relación a la renuncia del titular de la Fepade y el conflicto de criterios que han evidenciado el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a la elección a gobernador en Coahuila.

“Nos dijeron que el tema electoral ya estaba resuelto en México, que las instituciones ya estaban bien, que los procesos ya estaban claros, pero lo cierto es que la contaminación política sobre la justicia también invade a las procuradurías y por eso la Fepade está descabezada hoy, no hay fiscal para delitos electorales porque los partidos políticos siguen repartiéndose las cuotas de poder en las instituciones de justicia”, expuso.

Entonces, dijo, si ya se tenían malas noticias con la crisis de violencia e inseguridad, se agrega un coctel de proporciones impredecibles no tener a los árbitros electorales instalados.

Más información mañana en la edición impresa.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx