Trump promulga ley que prohíbe al gobierno de EU el uso de Kaspersky

Washington.- El presidente Donald Trump promulgó este martes una ley que prohíbe el uso de Kaspersky Lab dentro del gobierno de Estados Unidos, coronando un esfuerzo de meses para eliminar de las agencias federales a la empresa de antivirus con sede en Moscú en medio de preocupaciones vulnerable a la influencia del Kremlin.

La prohibición, incluida como parte de una legislación más amplia sobre el gasto en políticas de defensa que firmó Trump, refuerza una directiva emitida por la administración Trump en septiembre de que las agencias civiles eliminan el software Kaspersky Lab dentro de 90 días. La ley se aplica a las redes civiles y militares.

"El caso contra Kaspersky está bien documentado y profundamente preocupante. Esta ley ya hace tiempo que está en camino ", dijo la senadora demócrata Jeanne Shaheen, quien dirigió las llamadas al Congreso para retirar el software de las computadoras del gobierno. Agregó que el software de la compañía representaba un "grave riesgo" para la seguridad nacional de los EU.

Kaspersky Lab ha negado repetidamente que tenga vínculos con cualquier gobierno y dijo que no ayudaría a un gobierno con ciberespionaje. En un intento por abordar las sospechas, la compañía dijo en octubre que presentaría el código fuente de su software y futuras actualizaciones para su inspección por parte de terceros independientes.

Funcionarios de EU Han dicho que ese paso, si bien es bienvenido, no sería suficiente.

El martes, Christopher Krebs, un alto funcionario de seguridad cibernética del Departamento de Seguridad Nacional, dijo a los periodistas que casi todas las agencias gubernamentales habían eliminado completamente los productos de Kaspersky de sus redes en cumplimiento de la orden de septiembre.

La respuesta oficial de Kaspersky a la prohibición no parecía contener ninguna información que pudiera cambiar la evaluación de la administración de Kaspersky Lab, dijo Krebs.

Algunos fabricantes rusos buscan permanecer en el mercado norteamericano y demostrar que sus productos no tienen capacidades ocultas.

Mientras tanto, Kaspersky Lab cerrará su oficina en Washington D.C. que vendía productos al gobierno, pero seguirá trabajando con clientes no federales en Estados Unidos a través de sus otras oficinas en el país, dijo el vicepresidente, Anton Shingarev, en una entrevista en Moscú.

La compañía también se comprometió en octubre a abrir el código fuente de su producto a una revisión independiente de terceros y planea abrir nuevas oficinas en Chicago, Los Ángeles y Toronto el próximo año.

"Esto permite a los expertos independientes verificar que nuestro software no tiene ninguna funcionalidad oculta, que no envía sus archivos a terceros, que no espía y que cumpla totalmente con el acuerdo del usuario final", señaló Shingarev.

Perder clientes estatales puede costar una disminución porcentual de "un dígito" en los ingresos de la compañía en EU,dijo Shingarev, y agregó que Kaspersky está recibiendo preguntas de sus clientes sobre la seguridad de su software luego de la prohibición gubernamental.

Las restricciones del Reino Unido son diferentes a las de EU, explicó Shingarev. El Centro Nacional de Ciberseguridad de Gran Bretaña (NCSC, por su sigla en inglés) solamente "recomendó" a los organismos gubernamentales del Reino Unido que trabajan con información clasificada no optar por el software Kaspersky, según una carta en su sitio web.

Kaspersky planea crear Centros de Transparencia en EU, Europa y Asia, dentro de los cuales el código de su software puede ser analizado por expertos independientes. "Habrá una instalación tipo SCIF [área cerrada exclusiva para manejo de información clasificada] con cámaras de seguridad, sin internet, y expertos independientes que analizarán nuestro código con empleados de Kaspersky que responderán cualquier pregunta que tengan", dijo Shingarev.