Trump llama “países de mierda” a El Salvador y Haití, y por supuesto hay reacciones

EU.- El presidente estadounidense, Donald Trump, llamó “países de mierda” a El Salvador, Haití y varios países africanos y sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, según informó hoy el diario The Washington Post.

¿Por qué recibimos a toda esa gente de países de mierda?
afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario, que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro.

Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

El gobernante sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles, de acuerdo con el Post.

Los comentarios de Trump dejaron impactados a los legisladores presentes en la cita, según el diario, que no aclara si el presidente se refería también a Nicaragua con su exabrupto.

El proyecto de seis senadores bipartidistas eliminaría la llamada “lotería de visados” que cada año asigna 50 mil visas a ciudadanos de países con una baja tasa de emigrantes a Estados Unidos, un mecanismo que beneficia mayoritariamente a países de África.

Según dijo a Efe una fuente del Senado, que pidió el anonimato, la mitad de esos visados beneficiarían a los que hasta ahora estaban protegidos por el TPS y la otra mitad estaría reservada a inmigrantes que demostraran cualidades profesionales que merecieran su entrada en Estados Unidos, el famoso “mérito” que defiende Trump.

El acuerdo también abriría un camino a la ciudadanía para más de un millón de jóvenes indocumentados del país que llegaron al país de niños, conocidos como “soñadores”, y concedería más de mil millones de dólares para proyectar y construir una barrera física en la frontera con México.

ONU lo califica como “racista”
La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) de Naciones Unidas calificó como “racistas” presuntas declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, quien habría dicho que inmigrantes de África y Haití provenían de “países de mierda”.

Trump cuestionó el jueves por qué Estados Unidos querría recibir a inmigrantes de Haití y naciones africanas, refiriéndose a algunos como “países de mierda”, según dos fuentes familiarizadas con los comentarios formulados en la Casa Blanca.

“Estos son comentarios impactantes y vergonzosos del presidente de Estados Unidos. No hay otra palabra que se pueda usar sino ‘racista'”, dijo el portavoz del OACDH, Rupert Colville, durante una rueda de prensa en Ginebra.

“No se puede descalificar a países y continentes enteros como “países de mierda”, cuya población completa, que no es blanca, y por lo tanto no son bienvenidos”, agregó.

En noviembre, el Gobierno de Trump decidió poner fin al estatus para inmigrantes de Haití y Nicaragua. Dio plazo hasta julio de 2019 para que aproximadamente 59.000 inmigrantes haitianos a los que se había dado el estatus vuelvan a su país o legalicen su presencia en Estados Unidos. A los nicaragüenses les dio plazo hasta enero de 2019.

“El futuro de los ‘dreamers’ no debería ser usado como moneda de cambio para negociar la inmigración y medidas de seguridad más restrictivas y severas posibles. Estos son seres humanos, no materias primas”, sostuvo Colville.

El término “dreamers” es usado para señalar a inmigrantes indocumentados que fueron llevados a Estados Unidos cuando eran niños.

El viernes, Trump admitió en una publicación de Twitter que había utilizado un lenguaje áspero en una reunión con legisladores donde tocaron el tema de la inmigración, pero negó haber pronunciado las palabras referidas.

HAITÍ SE QUEJA
Políticos demócratas y republicanos, la asociación haitiana estadounidense American Haitian Foundation e incluso el embajador de Haiti en EU, condenaron los comentarios del presidente de EU, Donald Trump, quien criticó la llegada de inmigrantes de algunos países como El Salvador y Haití, a los que consideró “agujeros de mierda”.

De acuerdo con la periodista de la cadena NBC News de Estados Unidos, Yamiche Alcindor dijo en su cuenta de Twitter que se había puesto en contacto con el embajador de Haití en EU, Paul Altidor quien condenó de manera vehemente los comentarios del presidente donde señala a trump como una persona malinformada y/o maleducada.

“Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación”, consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973.

En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración “vil” de Trump que “erosiona la fibra moral” que une al pueblo estadounidense.

También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de “inaceptable” la actitud del presidente y consideró que su retórica es “más hiriente” cada día.

Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de “ignorantes y racistas” las palabras de Trump.

La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido “honesto” a lo largo del tiempo sobre “el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias” y llamó al Congreso a actuar.

ONU lo califica como “racista”
La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) de Naciones Unidas calificó como “racistas” presuntas declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, quien habría dicho que inmigrantes de África y Haití provenían de “países de mierda”.

Trump cuestionó el jueves por qué Estados Unidos querría recibir a inmigrantes de Haití y naciones africanas, refiriéndose a algunos como “países de mierda”, según dos fuentes familiarizadas con los comentarios formulados en la Casa Blanca.

“Estos son comentarios impactantes y vergonzosos del presidente de Estados Unidos. No hay otra palabra que se pueda usar sino ‘racista'”, dijo el portavoz del OACDH, Rupert Colville, durante una rueda de prensa en Ginebra.

“No se puede descalificar a países y continentes enteros como “países de mierda”, cuya población completa, que no es blanca, y por lo tanto no son bienvenidos”, agregó.

En noviembre, el Gobierno de Trump decidió poner fin al estatus para inmigrantes de Haití y Nicaragua. Dio plazo hasta julio de 2019 para que aproximadamente 59.000 inmigrantes haitianos a los que se había dado el estatus vuelvan a su país o legalicen su presencia en Estados Unidos. A los nicaragüenses les dio plazo hasta enero de 2019.

“El futuro de los ‘dreamers’ no debería ser usado como moneda de cambio para negociar la inmigración y medidas de seguridad más restrictivas y severas posibles. Estos son seres humanos, no materias primas”, sostuvo Colville.

El término “dreamers” es usado para señalar a inmigrantes indocumentados que fueron llevados a Estados Unidos cuando eran niños.

El viernes, Trump admitió en una publicación de Twitter que había utilizado un lenguaje áspero en una reunión con legisladores donde tocaron el tema de la inmigración, pero negó haber pronunciado las palabras referidas.

HAITÍ SE QUEJA
Políticos demócratas y republicanos, la asociación haitiana estadounidense American Haitian Foundation e incluso el embajador de Haiti en EU, condenaron los comentarios del presidente de EU, Donald Trump, quien criticó la llegada de inmigrantes de algunos países como El Salvador y Haití, a los que consideró “agujeros de mierda”.

De acuerdo con la periodista de la cadena NBC News de Estados Unidos, Yamiche Alcindor dijo en su cuenta de Twitter que se había puesto en contacto con el embajador de Haití en EU, Paul Altidor quien condenó de manera vehemente los comentarios del presidente donde señala a trump como una persona malinformada y/o maleducada.

“Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación”, consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973.

En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración “vil” de Trump que “erosiona la fibra moral” que une al pueblo estadounidense.

También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de “inaceptable” la actitud del presidente y consideró que su retórica es “más hiriente” cada día.

Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de “ignorantes y racistas” las palabras de Trump.

La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido “honesto” a lo largo del tiempo sobre “el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias” y llamó al Congreso a actuar.