En el Estado de México PRI en punto crítico…








En tanto que el Movimiento de Regeneración Nacional mejor conocido o más publicitado como MORENA, tiene amplias expectativas de triunfo en al menos 40 municipios, 21 distritos locales y 14 federales, de acuerdo con diversos análisis, el PRI y sus dirigentes moral y real, es decir Alfredo del Mazo Maza y Ernesto Nemer Álvarez, son varios los factores que tiene en contra para poder sacar adelante el proceso electoral de diputados locales y presidentes municipales en el Estado de México.
Se destaca que en el proceso municipal, sus tradicionales aliados el PVEM y PANAL, tendrán candidatos propios, se agrega el antecedente de la elección de gobernador donde perdió en municipios claves del valle de México.
Además es un referente el hecho que MEADE se mantenga en tercera posesión, se precisa el asesinato del pre candidato a alcalde Cuautitlán, así como la elección de sus candidatos a diputados, alcaldes y síndicos y regidores donde prevalecen los hijos de papás y las novias de estos, dan el contraste de un posible resultado electoral adverso.

Por Juan Manuel Padrón Lara
Debe recordarse que esta como un gran antecedente como lo es proceso electoral que el priismo perdió frente a Morena en junio del año pasado a esto se suma que la alianza con los partidos Verde Ecologista de México y Nueva Alianza en su momento permitieron que el Revolucionario Institucional se mantuviera en el poder a nivel estatal, después de la gran debacle que tuvo en importantes y estratégicos municipios del Valle de México, como lo es Ecatepec. Naucalpan y Coacalco entre otros


No debe dejarse a la deriva el hecho de que la tercera posición del precandidato a la presidencia de la república, por el PRI, José Antonio Meade, quien en cada momento se define “candidato ciudadano, sin militancia partidista” es decir sin partido pero sin embargo apela al cobijo de los priistas, y esta situación no le ayuda tampoco mucho al PRI del estado de México.
Por más esfuerzos que hacen, no levanta como pretenden. A eso le sumamos el reciente escándalo que llevó al dirigente nacional Enrique Ochoa Reza a disculparse tras expresar durante un mitin en Tabasco “Los prietos de Morena que ya no aprietan”, que le valió intenso golpeteo en las redes sociales.
La decisión de no ir en coalición con El Verde y Nueva Alianza en el proceso electoral local, ha provocado inseguridad a muchos de los precandidatos, aunado a que el proceso interno de selección no ha sido del todo terso como ha pretendido mostrarse.

Las quejas de imposiciones, sobre todo en las planillas de los ayuntamientos, de personajes que no tienen liderazgo ha generado que pueda darse una desbandada a otros partidos políticos. Lamentan que no haya podido superarse el tema de los juniors, el compadrazgo, el dedazo… No hay el cambio prometido, dicen muchos.
Si a todo ello le sumamos el homicidio de Francisco Rojas, precandidato a la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli, el atentado al líder estatal del Partido Encuentro Social, Vicente Onofre Vázquez, además del homicidio de familiares de un expresidente municipal de Tenancingo, ha generado un clima de inseguridad y miedo entre quienes aspiran a ocupar un cargo de elección popular.
Lo peor de todo, es que muchos de ellos, si bien no pueden decirlo públicamente, comentan en corto que han recibido amenazas.
El gobierno estatal a través del secretario general de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero, ha dado a conocer que nadie se ha acercado a solicitar protección tras todos estos acontecimientos, pero ¿realmente creen que sería bien visto un candidato con un equipo de seguridad para protección personal Evidentemente, no. Nadie lo hará, pero es casi seguro que todos tendrán su propia seguridad encubierta.
El fiscal general de Justicia, Alejandro Gómez Sánchez, tiene el reloj en contra para resolver estos casos. Dicen que en política no hay casualidades y se atribuyen los hechos al momento político-electoral. A Gómez Sánchez le corresponderá demostrar, en breve, si es que esto es o no verdad.
Y la cereza del pastel: la renuncia de Pablo Peralta García, diputado local con licencia, a la candidatura por la presidencia municipal de Huixquilucan, la tierra del gobernador Alfredo del Mazo Maza. El argumento es que se da por motivos de salud. Pero ello, no deja de generar suspicacias.

daio el mexiquense, en el estado de méxico pri en punto crítico…

Fuente: EL MEXIQUENSE HOY