Estamos en vigilante espera

Adviento es la espera del cristiano de Jesús, quien vino, viene y ha de venir. Por eso es importante estar en vigilia, a la espera, quiero invitarte a un tiempo de gracia, en estos días antes de la Navidad

Vigila y cuida los dones que Dios te ha dado. No es bueno dejar que muera o no sirva para nada, lo mejor que existe en nosotros.

Vigila tu vida interior. ¿Por qué tanto empeño en la eficacia, en lo que se ve y, tan poco, en el equilibrio de uno mismo?

Vigila tu vida exterior. No te dejes llevar por las sensaciones. Llena, todo lo que haces y eres, con contenido y verdad.

Vigila aquello que te produce vértigo o temor. No dejes que, nada ni nadie perturbe tu derecho a estar y a vivir en paz.

Vigila las tareas que tienes encomendadas.
Dales un cierto sabor cristiano. ¿Qué no te atreves ¿Qué es difícil Dios también lo tuvo complicado para hacerse presente en medio de los hombres.

Vigila tu reloj. No vivas sin sentido. Que no pasen las horas sin un pensamiento para Dios por lo mucho que ama y se acerca hasta la humanidad.

Vigila tu fe. No es lo mismo ser bueno que ser creyente. No es suficiente ser bueno y dejar de lado a Dios. ¿Dónde está la fuente y la cumbre del bien si no es en Dios?

Vigila tu compromiso con la Iglesia. No abandones la santa misa, la visita al Santísimo, tus oraciones diarias, y hacerlo personalmente y también en familia.

Vigila tu caridad. Sal al encuentro de algo o de alguien. Prepara el camino al Señor en tu casa, con tu familia, con tus amigos.

Vigila tu testimonio. ¡Habla de Dios! Comienza a pensar en dónde y cómo instalar el Belén, la estrella, un signo cristiano.

En fin dale sentido cristiano a estos días y no solo te preocupes de la comida, los estrenos y las fiestas. Recuerda que el festejado es Jesús.

¡Dios te bendiga!

Padre Óscar Chavarría. Correo: padreoskar@gmail.com

La entrada Estamos en vigilante espera aparece primero en Periódico Hoy.

familia, ultimas noticias, adviento, católicos, equilibrio, interior, navidad, religión, vida, vigilia

Fuente: HOY