Carretera a Bluefields con concreto hidráulico

El sueño de que se pueda ir por tierra del Pacífico nicaragüense a Bluefields se aproxima a ser realidad. La construcción de la carretera que hará esto posible avanza con las obras de destronque, excavación en la vía, construcción de pedraplén y hasta vaciado de concreto en un pequeño tramo.

Los trabajos avanzan dependiendo si el tiempo lo permite, puesto que si llueve con intensidad se limita la ejecución de obras; sin embargo bajo sol los obreros y las maquinarias pesadas paran hasta horas nocturnas.

De esa manera es que en el tramo uno, que va de Bluefields al poblado de San Francisco y su longitud es de 26.50 kilómetros, ya finalizó el destronque, y los trabajos de excavación y pedraplén casi concluyen. Además, se ha colocado concreto a lo largo de tres kilómetros (en una banda).

Según reportes actualizados del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) la ejecución física en este tramo es de 58.66 por ciento y el tiempo transcurrido del proyecto es del 59.31 por ciento.

Trecho más complicado

El segundo trecho, que tiene una longitud de 46.10 kilómetros y comprende San Francisco-Naciones Unidas, Nueva Guinea, avanza con el destronque, excavación, terracería y construcción de drenaje menor.

De acuerdo a los ingenieros del MTI este es el trecho más complicado porque está lleno de pendientes y el camino existente es sinuoso. Además de que pasa lloviendo la mayor parte del año y por tanto los suelos son inestables.

Toda la carretera se construye tras lograr préstamos con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De su diseño original “se van a hacer unos cambios como es la circunvalación en el sector de Naciones Unidas, otra por San Francisco”, admitió el titular del MTI, Pablo Fernando Martínez, en una reciente visita al proyecto, el más importante en el país en los últimos tiempos.

Carretera para un posible puerto

La construcción de la carretera que unirá el Pacífico con Bluefields nació con el propósito de mejorar la conexión terrestre entre ambos puntos, pero ahora se ha apostado a más.

Omar Jiménez Araya, gerente general de Constructora Meco, empresa privada a cargo de los dos tramos, luego de ganar las licitaciones públicas, explicó que la carretera se construye con las características para que soporte el tráfico que podría circular, de concretarse un puerto de aguas profundas en Bluefields.

La vía “está quedando en condiciones para asumir el transporte de carga que genere el puerto”, aseguró Jiménez Araya, al ser consultado vía telefónica.

Si el desarrollo de la obra continúa de acuerdo a lo previsto, en octubre de este año debe estar concluido el primer tramo (Bluefields-San Francisco) y el segundo en 2018.

No obstante, está en pie la promesa de que a partir de este 2017 se podrá transitar incluso en la estación lluviosa, cuando apenas hace unos años atrás eso era imposible porque las bestias no podían cruzar los ríos crecidos o pasar los fangos que se creaban en el camino de tierra.

Actual mano de obra en los proyectos

El número de trabajadores varía dependiente de la temporada del año, puesto que en la estación seca se avanza más que en la lluviosa.

Actualmente el personal del proyecto es de 550, distribuidos de la siguiente manera: 250 en Bluefields-San Francisco y 300 en SanFrancisco-Naciones Unidas.

Previo a la construcción de la carretera, La unidad de Gestión Ambiental del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) realizó estudios en la zona para asegurarse que no habían piezas arqueológicas.

El estudio de piezas arqueológicas duró varios años. Se cumplió con el Reglamento de investigaciones arqueológicas (decreto No. 10-2006).

 

10
millones de dólares donó años atrás el Gobierno del Japón para construir cuatro puentes y 26 kilómetros de trocha, donde hoy se construye la carretera.

La entrada Carretera a Bluefields con concreto hidráulico aparece primero en La Prensa.

nacionales, banco mundial, bid, carretera a bluefields, nicaragua

Fuente: LA PRENSA