Buscan a temido delincuente en Carazo

Con machetes, cuchillos, bates, piedras y palos los pobladores del barrio Bagazal Dos, en el municipio de Diriamba, buscaban a Herlio José Jarquín Cortez, de 40 años, quien es prófugo desde el 2014.

Jarquín fue condenado a la pena máxima de 30 años por el delito de violación de una menor de 16 años y escapó de las celdas preventivas de la estación policial de Jinotepe, un 25 de octubre de 2014, mientras tomaba sol.

Karen Zamora, habitante de dicho sector, afirmó haber visto a Jarquín el martes por la noche, mientras estaba con unos amigos. “Yo estaba sentada en una esquina de mi casa y él pasó al fondo de la calle, varias personas lo iban siguiendo, entonces empezamos a gritar que ahí iba ese hombre”, dijo.

Relató que vestía una chaqueta roja, portaba un machete y anda con la cabeza rapada. “Lo siguieron varios, pero se les perdió, andan unos rumores que ese hombre es brujo y que hace unas oraciones y desaparece. Todas las personas de aquí en Diriamba, a como se dice popularmente anda ‘chiva’, porque la Policía le ha dado persecución y no logran atraparlo”, expresó Zamora.

Otro que afirmó haberlo visto fue el señor Luis Baltodano. “Nosotros nos armamos con garrotes y machetes, cuando llegamos a la cuarta calle del barrio, lo llevábamos cerquita como a 50 varas, pero ese hombre es tan ágil que se nos escapó”, aseveró.

Los habitantes de este barrio sentenciaron que no permitirán que Jarquín siga haciendo más fechorías y que harán justicia con sus propias manos.

Una patrulla de la delegación policial de este municipio llegó al lugar, rondó la zona, pero no dio con el paradero del fugitivo.

LA PRENSA buscó información del área de Auxilio Judicial y de la Secretaría Ejecutiva de la Policía en el departamento, pero no brindaron detalles.

Antecedentes

A Herlio José Jarquín Cortez se le señala de ser el autor del homicidio de Carlos Manuel Téllez Luna, en octubre de 2012.

En enero de 2013 se le investigó por el homicidio de Elyer Gabriel Quintanilla Nicoya, de 17 años, quien recibió un impacto de bala en el ojo izquierdo.

En junio del mismo año, en las cercanías del Cuerpo de Bomberos de Jinotepe, la Policía logró capturarlo y se le ocupó un revólver 38, sin serie y marca, aparentemente usado para cometer los delitos anteriores.

También se le acusó en el 2001 por delitos de abigeato y se le achaca de haberle cercenado la mano izquierda al señor Arsenio Medina, de 45 años.

La entrada Buscan a temido delincuente en Carazo aparece primero en La Prensa.

departamentales, carazo, delincuente

Fuente: LA PRENSA