Amputan extremidades inferiores al poeta Julio Cabrales

Sedado, respirando por máquina, sin las dos extremidades inferiores y con una fuerte infección se encuentra internado en cuidados intensivos del Hospital Alemán Nicaragüense, el poeta Julio Cabrales Venerio, autor del célebre poema el Espectro de la rosa, confirmó Bertha Cabrales su prima.

Este poema-crónica, recuerda la historia del célebre bailarín ruso Vatzlav Nijinsky y viene a ser premonitorio porque Nijinsky acaba hundido en la locura, igual que Cabrales, pero la trágica y dramática vida de este poeta de Managua no tiene comparación en nuestra literatura.

Lea además: Julio Cabrales: el poeta que atrapó la locura

Y como si no bastara la esquizofrenia que padece desde su juventud (con ratos de cordura), la muerte de sus padres, hermano mayor,  la pobreza, una neumonía  y una infección feroz, el poeta ahora ahora pierde sus miembros inferiores.

“Ayer le trozaron los dos pies que tenía muertos”, dijo por su lado con gran tristeza y dolor el vigilante Denis Gutiérrez, una de las personas que ha estado con el poeta en la última semana  haciendo turno con su esposa Erika Ruiz, una ama de casa con dos hijos que cuidar.

Puede leer: El poeta Julio Cabrales “no mejora y sigue inconsciente” en el Hospital Alemán Nicaragüense

Ante la fuerte infección y por el problema de circulación le apuntaron hasta las rodillas sus extremidades inferiores, dijo Bertha Inés Cabrales, prima hermana del poeta. Éste  ingresó el pasado 4 de noviembre al hospital con una neumonía y a pesar de haber recibido tratamiento de antibióticos la infección se extendió en su cuerpo provocando una septicemia.

“Está más grave”

El cirujano que lo atendió pensó primero amputarle una pierna, pero luego fueron las dos para salvarle la vida temporalmente, dijeron las fuentes cercanas.

“Salió bien de la operación, tiene vendadas las dos rodillas, el corazón dicen que está bueno, pero lo demás no ha mejorado, sigue con la infección y los pulmones siguen tapeados”, comentó Gutiérrez. “O sea – añadió– él está en un setenta por ciento, más grave”.

“Le hicieron un ecosonograma para ver su corazón y está bien de su corazón, porque los médicos pensaban que con tanto bombardeo de antibióticos, iba a estar afectado, pero no. Pero igual, está grave, inconsciente, con la neumonía que no le baja”, explicó Bertha Cabrales.

Y la pensión que lo llega por las trabas burocráticas…

En los últimas décadas el poeta ha vivido pidiendo limosnas en los en los semáforos de la Carretera Norte, o cerca del Edificio Armando  Guido.  En años anteriores su vivienda situada en el barrio Hilario Sánchez fue saqueada, está vacía, sin inmuebles y sin libros.

En 2011 la Asamblea Nacional le aprobó una pensión de Gracia de 5,000 mil córdobas, para cubrir gastos de medicina, comida y cuido, explicó Bertha Inés, pero es insuficiente.

La pensión del mes de octubre no se la han dado. El epicrisis de Cabrales fue entregado ayer jueves al Instituto Nicaragüense de Cultura, esta entidad la pasará a la Asamblea Nacional para el desembolso. Por lo que espera sea autorizado hasta el mes de diciembre, lamentó Bertha Cabrales.

Vida literaria resaltada por el poeta Julio Valle Castillo

Cabrales es de los poetas respetados de la Generación sesenta, como Horacio Peña, Luis Rocha, Edwin Yllescas, Ana Ilse Gómez, Vidaluz Meneses, Roberto Cuadra, entre otros.  Su padre es el conocido poeta vanguardista Luis Alberto Cabrales.

Puede leer: Julio Cabrales Venerio: Poeta niño, precoz, con rasgos de genialidad

El poeta Julio Valle Castillo, en una nota publicada en LA PRENSA LITERARIA en 2010 dice que Cabrales se reveló como poeta a los 17 años y que publicó sus primeros poemas un 7 de mayo de 1961, en el suplemento dominical de LA PRENSA.

Radicó en España entre 1963 hasta 1965, se relacionó con el poeta español Luis Rosales de la Generación del 36, entre otros, así con el nicaragüense Carlos Martínez Rivas.

Colaboró en Papeles de Son Armadans, Madrid-Palma de Mallorca, y Cuadernos Americanos.

Regresa al país en 1966 y aparece con “los síntomas de un raro complejo de enfermedades no le permitieron darle continuidad ni concluir la carrera de Humanidades.

Dio a conocer sus escritos en  Hipocampo n° 6. San José, Costa Rica, El Pez y la Serpiente, La Prensa Literaria, Novedades Cultural y Nuevo Amanecer Cultural de Nicaragua.

La Editorial Universitaria de León publicó en 1975 su libro de poemas Ómnibus, el Centro Nicaragüense dio a conocer una segunda edición en años recientes.

También se conocen Sonata para enflorar su psiquis abolida (1968). Papeles de San Armadans, 1968. Esbozo de un joven (1970).

La entrada Amputan extremidades inferiores al poeta Julio Cabrales aparece primero en La Prensa.

cultura, julio cabrales, poeta

Fuente: LA PRENSA