El esgrima ha llevado a Vicente Rojas a conocer el mundo y conquistar metas

HOY

San Salvador, El Salvador, Palacio de los Deportes Carlos “el Famoso” Hernández, 5 de noviembre de 2017, Mundial de Espada Juvenil 2017. Vicente Rojas respira profundo y se acerca a la pista, cada paso va acompañado de la mirada de sus entrenadores William Calderón y Carlos Hernández; sus compañeros Kevin López, Celso Espinoza y Kessly Flores también observan, nerviosos, atentos.

Vicente empuña su espada, inhala y exhala, vuelve la mirada hacia su oponente el brasileño Alexandre Camargo, recuerda que cayó una vez ante él en abril de 2017, se acerca y saluda de manera caballerosa, como se acostumbra en la disciplina del esgrima.

Rojas sabe que la medalla de bronce está asegurada tras vencer al boliviano José Fernando Ballivian, pero siempre quiere más, el esgrima hasta ahora es la mitad de su vida, la otra son sus estudios.

El esgrimista nicaragüense cayó ante Camargo (5-15), pero la presea de bronce ya tenía su nombre, Vicente Rojas entró a la espaciosa repisa del esgrima pinolero como el primer atleta en conseguir una medalla en un evento internacional.

Con sus 19 años, Rojas dedica su tiempo a estudiar en la Universidad Nacional de Ingeniería, está a un par de años de graduarse como ingeniero civil.

De padres jinoteganos, Vicente confiesa que sus primeros pasos en el esgrima los dio en la secundaria en el colegio capitalino Modesto Armijo Lozano en la capital.

“En mi colegio trabaja la esposa de mi entrenador actual, ella tenía un club muy modesto de chicos que se interesaban por este deporte”, cuenta el esgrimista quien desde los 11 años sostiene la espada entre sus hábiles manos.

En el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) fue creciendo la atracción de Vicente por el esgrima. “Me llené de amor por el deporte luego decidí entrenar en el IND con el club Batahola Sur en 2012”, detalla Rojas.

Desde que Vicente integró a la selección nacional en la categoría Infantil no ha dejado de tener un lugar, ahora representa al país en la categoría Juvenil.

Vicente suele ser mesurado para hablar de él, pero afirma que “he ido fijándome como uno de los mejores de Centroamérica poco a poco, fue un trabajo duro pero estoy contento con el trabajo que he hecho”.

MEJOR PUESTO

“Es la mejor noticia de la semana y probablemente del resto del año. Me alegra tanto estar dentro de los mejores 25 del mundo a nivel juvenil”, escribió Vicente en sus redes sociales al conocer que se ubicó en el puesto 25 entre 500 atletas del mundo, ascendiendo 87 lugares con la presea conseguida.

“Soy el cuarto mejor de Latinoamérica (solo) superado por Perú, Cuba y Brasil… Espero este no sea el último resultado y me alegra tanto ser de los mejores 10 de América según el ranking. Una más para la Azul y Blanco”, celebró el esgrimista nacional.

ASÍ LO DESCRIBE

Vicente podría pasar horas hablando de esgrima, pero para hacerlo mide su tiempo, como eligiendo cada palabra para expresar el sentimiento por la disciplina así como lo hace en la pista.

“El esgrima es un deporte táctico de estrategia con un concepto muy sencillo de ‘tocar y que no me toquen’, pero se basa en estrategia y tomar decisiones en el momento correcto”, aclara Rojas.

Además de las victorias uno de los aspectos que más disfruta Vicente son las competencias y los viajes que le ha llevado a conocer muchos países del mundo.

“En los viajes uno conoce atletas de diferentes estilos”, expresa Rojas, añorando crecer y aprender o quizás con un destino en mente o ganar otra medalla, solo él lo sabe.


AGRADECIDO

Cada vez que puede Vicente expresa su admiración por sus entrenadores y evalúa también el trabajo de sus compañeros de disciplina.

“Ellos dos (Calderón y Hernández) me han formado como atleta y me han enseñado muchas cosas, han sacrificado mucho y no solo conmigo sino con mis compañeros que también son muy buenos atletas y grandes talentos en este país”, presume Rojas.

Sobre la medalla vuelve y recuerda que si bien él la ganó, insiste en reconocer el apoyo desde los armeros que se encargan de que los materiales estén en perfectas condiciones.

¿QUÉ MEJORARÍA?

Vicente se detiene a pensar tras la pregunta, parece que entra en un trance de una de sus tantas batallas y responde: “Me gustaría cambiar, no sé nada, si yo cambio algo no estaría donde estoy y estoy muy contento de estar en el puesto que tengo en el ranking mundial”.

Pero reacciona de nuevo y concluye: “Me gustaría competir mucho más, viajar, porque las competencias son en Europa y las condiciones mías no prestan a poder competir tan seguido como me gustaría”.

La entrada El esgrima ha llevado a Vicente Rojas a conocer el mundo y conquistar metas aparece primero en Periódico Hoy.

deportes, ultimas noticias, esgrima, vicente rojas

Fuente: HOY