Presidente Varela no tiene interés en saldar deuda a jubilados

Luego que el presidente de la República, Juan Carlos Varela, "objetara parcialmente" los artículos 1 y 3 del proyecto de ley 92 que avala el pago de los décimo tercer mes de los años 1972 a 1983, a los servidores públicos y del sector privado, diputados y abogados señalan que no hay interés en saldar la deuda.

Quibian Panay, diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD), dijo que de alguna manera el Ejecutivo dejó evidenciado el desinterés que tiene en cumplir con esta obligación que tiene el Estado panameño con los jubilados.

"El Gobierno debe tener la capacidad de establecer, dentro de su presupuesto, los mecanismos de donde obtendrá los recursos para pagar", manifestó.

Por su parte, el abogado Miguel Antonio Bernal señaló que la excusa que dio el Ejecutivo es banal e irresponsable.

"Con la impunidad reinante nunca se recuperará nada, por lo que es una respuesta vacía, al igual como pasó con el tema de la constituyente", agregó.

A su juicio, este es un Gobierno de falacias, engaños e indolente frente a las necesidades de la población.

El documento que fue enviado a la Asamblea Nacional objetando los dos artículos mencionados señala que es necesario fijar el porcentaje del interés producto de los aportes consignados en concepto de la segunda partida del XIII mes, para evitar confusiones y no afectar el presupuesto general del Estado.

Igualmente, propone que se debe establecer en el artículo 3 del proyecto un mecanismo excepcional de pago, para aquellos herederos de los beneficiarios que han fallecido con el transcurrir de los años.

El diputado perredista Iván Picota manifestó que no importa de dónde salga el dinero, pero el Gobierno debe ser responsable y aceptar la ley y devolverle la plata a los jubilados.

Considera que le están dando largas al asunto, porque un Gobierno responsable le paga esa plata a los jubilados.

No obstante, Héctor Ávila, dirigente de la Coordinadora Fecha, dijo que ellos conocían de la decisión del presidente y que no tienen ningún problema con esa medida.

"No creo que el presidente quiera darle larga al asunto, porque él me lo hubiera dicho", argumentó.

Añadió que el próximo martes van a donde la procuradora Kenia Porcell para exigirle que acelere los procesos de los casos, como el de Odebrecht, para que les paguen.