Víctimas van para la calle

Protestas. Las más de 12 mil víctimas afectadas por el envenenamiento masivo con dietilenglicol corren el riesgo de que el proceso penal –que se le sigue a 11 personas– prescriba y no se haga justicia, por ello los afectados anunciaron una serie de protestas y cierres de calles.

Daniel Sarmiento, vicepresidente del Comité de Familiares de Víctimas por el Derecho a la Salud y la Vida, explicó que el próximo 24 de febrero se cumplen seis años desde que el Segundo Tribunal de Justicia llamó a juicio y aún no se ha dictado una sentencia definitiva a los imputados.

Para que no haya una prescripción del proceso, el 7 de febrero harán un piqueteo en la Presidencia para pedirle al mandatario Juan Carlos Varela ‘que no permita que el caso prescriba y no se haga justicia'.

Además de esa manifestación, el 24 de febrero harán una protesta en las escalinatas de la corte Suprema de Justicia, que incluirá un cierre de calle, para exigirle a los magistrados que se pronuncien en este caso y dicten una sentencia en firme.

AFECTADOS

12 mil 600 defunciones contabilizó el Comité de víctimas