Familiares buscan a desaparecidos más de tres días después del terremoto en México

Como a la mayoría de mexicanos, el terremoto sorprendió a Erick en horario de trabajo. Era la 1:14 p.m. del martes 19 de septiembre cuando él y sus compañeros de su oficina de contaduría, ubicada en el cuarto piso del 286 de la calle Álvaro Obregón en la colonia Roma, sintieron el terremoto de 7.1 que sacudió la Ciudad de México por casi un minuto. Desde entonces, no se sabe nada de él. Más de tres días después, su padre, Martín Acosta, conserva la esperanza de que lo rescaten de entre los escombros del edificio, uno de los 10 de los 38 que se desplomaron en capital en los que siguen las labores.

Tres días luego de un terremoto, plazo que su cumplió este viernes, las posibilidades de encontrar a sobrevivientes con vida son muy pocas, pero esto no ha apagado las esperanzas.  Lejos de suspenderse, los trabajos se vieron reforzados por la llegada de expertos de España, Japón, Israel y Ecuador, entre otros países. Tras la polémica generada por falso caso de la niña ‘Frida’, el Gobierno prometió que la búsqueda continuará hasta tener la certeza de que no hay nadie con vida entre los cientos de inmuebles colapsados en los cinco estados afectados por el terremoto en el país.

Entre las esperanza y la resignación. Las familias están "peleando por que se saque hasta el último sobreviviente", pero "también nos estamos resignando a lo inevitable", contó a la agencia Efe Martín Acosta. Más optimista se muestra Alejandro Albarrán, padre de Karina, quien asegura tener "el 300% de esperanza" de que su hija está entre los escombros del inmueble de seis plantas y "al ratito va a estar con nosotros". Uno de sus compañeros logró enviar un mensaje desde su celular: "Estamos bien. Somos muchos".

Dos listas elaboradas por voluntarios en la zona de desastre señalan que faltan 51 personas por rescatar, mientras que otra indica que son 48. Entre los desaparecidos hay una decena de españoles. El coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, aseguró este viernes que en las últimas horas han sido rescatadas personas con vida entre los escombros, que suman 115 desde el terremoto, pero no pudo precisar cuántas. También calculó en 42 las personas desaparecidas, aunque la cifra parece corta en relación con las listas que hay en los lugares donde aún trabajan los socorristas.

Contra el reloj. La coordinadora del Grupo Topos Adrenalina Estrella, Pola Díaz, quien participa en las labores de rescate del edificio de Álvaro Obregón, explicó que las tareas se empiezan "complicar". Sin embargo, si las víctimas "tienen fortaleza física y espiritual, pueden darnos sorpresas", explicó la experta. Ella estima que hay alrededor de medio centenar de víctimas sepultadas, aunque se desconoce si están o no con vida. Conforme al protocolo que se tiene para esos casos, es necesario que pasen "las primeras 72 horas para reevaluar la situación”.

Los rescatistas trabajan con expertos japoneses e israelíes en la evaluación de la estructura, apoyados con equipos de alta tecnología. "Se está haciendo un nuevo apuntalamiento de tipo metálico”.  Por ello, los rescatistas se detuvieron este viernes, explicó Díaz, a la espera de que no caigan nuevas lluvias que debiliten aún más las estructuras. Otro de los lugares donde continúan las labores de rescate es el Colegio Enrique Rébsamen, ubicado en el sur de la capital, donde las autoridades creen que al menos hay una persona con vida, a pesar de que los familiares de los escolares y docentes han asegurado que no hay nadie bajo los escombros. (Con información de Efe)