Perú vs. Nueva Zelanda: Hinchas nacionales ya compraron sus entradas


18 de Octubre de 2017 5:00 am.


Los hinchas peruanos agotaron en pocos minutos las 1,100 entradas puestas a su disposición para el partido de ida de la repesca al Mundial de Rusia 2018 que se jugará en Nueva Zelanda el próximo 11 de noviembre, se informó ayer en Wellington.
 
LEE MÁS: Gerente de la selección inspeccionó estadio de Nueva Zelanda donde se jugará el repechaje
 
Según el medio, la totalidad de entradas a disposición de los peruanos en una zona del Westpac Stadium, de la ciudad neozelandesa, fueron compradas en línea en unos 5 minutos.
 
“Ha sido una locura, las entradas se han vendido en menos de cinco minutos. Los peruanos tenemos un grupo en Facebook en el que nos estamos organizando para estar todos juntos y hacer una sola barra”, declaró a Radio Programas del Perú la peruana radicada en Nueva Zelanda, Jazmín Genek. En Lima se sabe que en Nueva Zelanda viven unos 1,000 peruanos, pero en Australia son más de 20,000, así como otros tantos en países de Asia.
 
“Es impresionante la gente que está viniendo de afuera. Hay gente con boletos ya comprados que están viniendo de Singapur, Hong Kong y China”, agregó Genek.
 
Según la información difundida en Lima, si bien la federación neozelandesa destinó una zona con 1,100 asientos para los peruanos, estos no están impedidos de comprar entradas en otros sectores del estadio, por lo que se considera que serán muchos más en el primer partido de la repesca.
 
El partido de ida se jugará el sábado 11 de noviembre en el estadio Westpac de Wellington a las 16:15 hora local (3:15 GMT), que en Perú serán las 22:15 del viernes 10.
 
El compromiso de vuelta se disputará el miércoles 15 de noviembre en el Estadio Nacional de Lima a las 21:15 hora local (2:15 GMT del jueves 16), que en Nueva Zelanda serán las 15:15 del mismo jueves.
 
MIRA TAMBIÉN: Claudio Pizarro a Gareca: "Si me necesitan para el repechaje, estaré listo"
 
Aunque el período establecido por la FIFA para jugar ambos encuentros era del 6 al 14 de noviembre, el máximo organismo del fútbol internacional accedió a extender el plazo un día más tras analizar la distancia, la duración de los vuelos y los 18 husos horarios que separan a ambos países.