Rosángela Espinoza: Quiere los goles de Farfán


08 de Noviembre de 2017 5:00 am.


Su corazón está con la blanquirroja, sobre todo con la 'Foquita' Farfán. Por eso, Rosángela Espinoza no tiene problemas en vaticinar que este viernes le vamos a ganar a Nueva Zelanda en su propia cancha.
 
LEE MÁS: Yahaira Plasencia quiere goles de Jefferson Farfán
 
“Definitivamente los chicos están jugando muy bien y todo el Perú confía en que vamos a ganar, me sumo a eso”, indicó la modelo.
 
Adelantó que confía en que Jefferson Farfán, con quien fue vinculada en más de una ocasión, anotará al menos un gol.
 
“Él está en un gran momento, pero también espero que Cuevita lo ayude con otro golcito. Deseo que todos se den íntegros para satisfacción de la hinchada”, aseveró.
Dijo estar agradecida por haber sido elegida por algunos portales internacionales como la musa de la selección peruana. “Es un honor”, afirmó.
 

SE LA JURA A YAHAIRA


Ni perdón, ni olvido. Es que la 'Chica Selfie' no quiere arreglar en buenos términos con la mediática cantante Yahaira Plasencia por la fuerte agresión que sufrió en el set del reality Esto es guerra hace ya algunas semanas.
 
 Todo lo contrario, la ex novia de Carloncho está dispuesta a ir hasta las últimas consecuencias en su denuncia contra la salsera y hacer valer sus derechos como cualquier ciudadana.
 
Rosángela considera que la ex pareja de Jefferson Farfán le hizo mucho daño, pues le provocó heridas en el cuerpo y un fuerte golpe a la nariz. También perjudicó su imagen como artista de conocidas marcas con las que tiene contratos, además de causarle diversos daños psicológicos.
 
La chica reality aseguró que la intérprete salsera no la llamó, pero sí fue alguien de su entorno con la intención de conciliar y que retire la denuncia.
 
MIRA TAMBIÉN: Yahaira Plasencia se burla en show de su pelea con Rosángela Espinoza
 
Ella le respondió con una carta notarial antes de proceder a la acción legal. A través de sus abogados, le exigirá una fuerte suma de dinero como indemnización por los daños y perjuicios que le ocasionó. 
 
Da la casualidad que Rosángela es vecina con su archirrival Yahaira en una galería de Gamarra. Escasos metros separan la tienda de una y la otra.