EEUU está listo para la guerra


08 de Noviembre de 2017 5:00 am.


El presidente Donald Trump advirtió ayer a Corea del Norte que “está dispuesto a utilizar todo el poderío militar de Estados Unidos” para detener un ataque de dicho régimen.
 
LEE MÁS: Ciclista que hizo gesto obsceno a Trump se vuelve viral y pierde su trabajo
 
Durante una visita a Seúl como parte de su gira por Asia, dijo que aunque Dios quiera que no se requiera emplear toda la fuerza militar de EEUU, hará lo que sea necesario para impedir que un dictador norcoreano amenace a millones de vidas.
 
“No podemos permitir que Corea del Norte amenace todo lo que hemos construido”, aseveró luego de reunirse con el presidente surcoreano, Moon Jae-in.
 

COMPRA DE ARMAS


 
También anunció que Corea del Sur comprará armas estadounidenses por un valor de miles de millones de dólares para defenderse de las amenazas de Kim Jong-un. En esa línea, confirmó que su país había aceptado eliminar el límite de tamaño que imponía a los misiles balísticos de Seúl.
 
“Corea del Sur pedirá miles de millones de ese material, lo que para ellos tiene mucho sentido y para nosotros significa empleos y la reducción de nuestro déficit comercial con Corea del Sur”, afirmó.
 
El pacto entre Estados Unidos y Corea del Sur autorizaba a esta última a fabricar ojivas de hasta 500 kilos para sus misiles balísticos, pero ayer encontraron un acuerdo final para suprimir esa restricción.
 

NO DESCARTA DIÁLOGO


 
Pese a las advertencias del mandatario estadounidense, luego adoptó una postura más mesurada y exhortó a los norcoreanos a hacer lo correcto. “Realmente tiene sentido que los norcoreanos vengan a la mesa de negociaciones y logren un acuerdo”.
 
Previamente, Trump y su esposa Melania  llegaron a la base aérea de Osan en Seúl y caminaron por una alfombra roja tras bajar del Air Force One, al comienzo de la visita.
 
Más tarde, Trump voló en helicóptero a Camp Humphreys, la mayor base militar de Estados Unidos en el país.
 
MIRA TAMBIÉN:  Donald Trump advirtió que no negociará con Corea del Norte
 
La Casa Blanca ha descrito el viaje de Trump como una iniciativa para dejar en claro la determinación de Estados Unidos ante la postura hostil de Corea del Norte y el riesgo que representan sus pruebas de misiles y armas nucleares.