La remuneración mínima efectiva

Una de las justificaciones para aumentar la remuneración mínima vital (RMV) que fija el Estado es que la mayor parte de los trabajadores formales tiene una remuneración mayor a la RMV y, por lo tanto, en realidad la RMV no representa un “piso” y por lo tanto se puede subir sin mayor problema.

Con este argumento, se sostiene que un aumento en la RMV: a) no afectará más que a un número reducido de trabajadores y b) tendrá un bajo impacto en los costos de los empleadores, porque la mayoría de sus trabajadores ya están ganando más.

Estas son afirmaciones falaces, porque no toman en cuenta la “asignación familiar“.

La mayor parte de los trabajadores formales recibe asignación familiar, fijada por ley, que se otorga a aquellos que tienen uno o más hijos y que equivale al 10 % de la RMV. Entonces, para los trabajadores con hijos, la RMV efectiva es 110 % de la RMV oficial. El hecho de que muchos trabajadores ganen más que la RMV genera la falsa percepción de que la motivación de los empleadores para pagar sueldos por encima de la RMV es atraer trabajadores, cuando en realidad solo están cumpliendo la obligación legal de sumar la asignación familiar a la RMV.

A esto se deben añadir los consabidos sobrecostos: EsSalud, gratificaciones, vacaciones, CTS y SCTR, con lo cual el costo efectivo se eleva, del nivel actual de la RMV que es 850 soles, a 1,380 soles es decir 62 % más. Esto es sin considerar pagos adicionales por horas extras, trabajo nocturno o labores en domingo o feriado y sus respectivos sobrecostos.

El número de trabajadores cuya RMV efectiva es 110% de la RMV es significativamente mayor al número de trabajadores que recibe solamente la RMV.

En base a una muestra en cinco empresas que tienen un total de 392 trabajadores cuya remuneración básica es igual a la RMV, el 89 % tiene hijos y, por lo tanto, recibe una remuneración efectiva del 110 % de la RMV. Para ese 89 % de los trabajadores, la remuneración efectiva es de 935 soles, que es la suma de la RMV vigente de 850 soles, más 85 soles de asignación familiar (aparte de gratificaciones, vacaciones y CTS).

Cualquier incremento en la RMV eleva costos en las empresas, especialmente en las intensivas en mano de obra. La presión de la competencia de importaciones no permite incrementar precios cuando los costos suben, especialmente con una moneda sobrevaluada como la peruana. Por ese motivo, las industrias intensivas en mano de obra que compiten con productos importados, suelen tener márgenes muy bajos, del orden del 4 % o 5 % de las ventas. En empresas donde el costo de la mano de obra represente, por ejemplo, el 20 % de las ventas, un incremento de 13 % en la RMV, como ocurrió en el 2016, puede fácilmente reducir su margen neto en 2 % o 2.5 % de las ventas, es decir la mitad de su utilidad actual, limitando la generación de excedentes que sustenten inversiones en nuevos productos y futuras mejoras de eficiencia.

El Estado debe incentivar el empleo formal. Los aumentos en la RMV reducen la competitividad de las empresas y terminan causando menor empleo y eventualmente la desaparición de industrias. Una manera de incentivar el empleo formal sería que los pagos de las empresas a EsSalud se consideren pagos a cuenta del impuesto a la renta, aliviando, de esa forma, uno de los sobrecostos del empleo formal. Este esquema se ha implementado con éxito en Jamaica. En el Perú una medida como esa se justifica aún más, teniendo en cuenta que el Estado ofrece gratuitamente el SIS al resto de la población.

Los costos laborales forman parte del valor agregado que generan las empresas. En las empresas cuya producción se destina al mercado nacional, el 18 % de los costos laborales representa ingresos al Estado por concepto de IGV, aparte del impuesto a la renta, lo cual hace ver que la promoción del empleo formal es rentable para Estado y puede justificar esquemas como el descrito en el párrafo anterior.

En resumen, para medir el monto de la RMV efectiva y el número de trabajadores cuya remuneración se encuentra al nivel de la RMV, el Estado debe tomar en cuenta la asignación familiar. Asimismo, al comparar los niveles de remuneración del Perú con los de otros países debe tomarse como referencia la RMV efectiva, que incluye la asignación familiar. Antes de decidir un aumento en la RMV se debe evaluar su impacto en pérdida de empleo formal en las industrias intensivas en mano de obra, especialmente las que compiten con importaciones. Finalmente, para incentivar el empleo formal, el Estado debe considerar medidas directas como el crédito fiscal por pagos a EsSalud.

 

La entrada La remuneración mínima efectiva aparece primero en Diario Expreso.

jorge peschiera, essalud, remuneración mínima vital

Fuente: EXPRESO