Las mujeres son la nueva ventaja competitiva de las empresas

La participación femenina en el emprendimiento y dirección de empresas sigue siendo mínima y más motivada por necesidad que por oportunidad, advirtió la presidenta de Mujeres del Pacífico, Fernanda Vicente durante la primera Cumbre de Emprendedores ASEP.


Así, Vicente aseguró que el país enfrenta grandes retos para incrementar el impacto social de los emprendimientos femeninos, pero consideró que el más urgente de ellos es la profesionalización.

"La mayoría de las mujeres no venimos de carreras que nos preparen para desarrollar empresas. Debemos cambiar el paradigma de la ubicación de la mujer en el mundo de los negocios y aprender a gestar planes creativos, asociativos, con el foco puesto en finanzas duras, con planificación estratégica", señaló Vicente, quien lidera una de las agrupaciones de mujeres emprendedoras y empresarias más grandes de América Latina.

Además, asegura que ello a su vez ocasiona que las mujeres tengan un menor acceso al financiamiento de sus proyectos.

Cabe destacar que, según cifras del Banco Mundial, casi el 70 % de las pymes de los países en desarrollo que son propiedad de mujeres son rechazadas por las instituciones financieras o no consiguen servicios financieros en condiciones adecuadas para satisfacer sus necesidades. Como consecuencia, las pymes formales que son propiedad de mujeres tienen un déficit anual de financiamiento de casi US$ 300.000 millones.


ROLES DE LIDERAZGO

Vicente también recalcó que Latinoamérica y las propias mujeres de la región aún debe realizar fuertes cambios culturales que les permita reducir la duda y ansiedad a la hora de asumir altos cargos en las organizaciones.

En el Perú solo uno de cada cuatro conductores de empresas formales en el sector manufacturero, son mujeres. De acuerdo con la Oficina General de Evaluación de Impacto y Estudios Económicos del Ministerio de la Producción, el mayor porcentaje de las 6.401 mujeres responsables de la conducción y toma de decisiones a nivel empresarial se concentra principalmente en la microempresa.

"Tememos combinar la vida familiar con la alta dirección. Y pensamos que tenemos que ser expertas en todo antes que liderar, para poder dar un paso. Pero tenemos que tener muy claras nuestras capacidades y que por el solo hecho de ser mujer ya somos un gran aporte al proceso de toma de decisiones de las empreas. Somos la ventaja competitiva", aseguró.

Por ello Vicente consideró que la estimación del Foro Económico Mundial, que señala que las mujeres tardarán más de 100 años en alcanzar la igualdad económica.

"Yo soy mucho más optimista y creo que esa cifra es más del sector industrial. Creo que alcanzaremos la igualdad en la mitad de ese tiempo. Las mujeres cada vez vienen más empoderadas y globalizadas", opinó.

Para conocer un poco más de este tema, puedes ver la conversación de El Comercio con Fernanda Vicente en Facebook Live.

Lea más noticias de Economía en...