Gobierno de Perú declara que presidente Nicolás Maduro no será bienvenido

La ministra de Relaciones Exteriores, Cayetana Aljovín, expresó que, tras los hechos que vienen aconteciendo en Venezuela, ya no es bienvenida la presencia del presidente de ese país, Nicolás Maduro, en la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse en Lima. Tras la reunión de los cancilleres de los países integrantes del Grupo de Lima, la ministra expresó que esta decisión del Gobierno peruano ha sido respaldada por los demás ministros de Relaciones Exteriores del mencionado grupo reunidos en Lima.

 

“Quiero informar que el Gobierno del Perú, con el respaldo del Grupo de Lima y conforme a la declaración de Quebec del 2001, decidió expresar, con respecto a la invitación del presidente Nicolás Maduro a la Cumbre de las Américas en Lima, que su presencia ya no será bienvenida a dicho encuentro”, sostuvo la ministra Aljovín.

 

La titular de la diplomacia peruana, recordó que la declaración de Quebec menciona que cualquier alteración en el orden democrático en un estado del hemisferio constituye un obstáculo insuperable para la participación de dicho gobierno en el proceso de la Cumbre de las Américas.

 

Cabe precisar que hasta hace unos días no existía la confirmación de la presencia de Maduro en la Cumbre de las Américas, sin embargo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, adelantó que el presidente de Venezuela asistirá a esta reunión.

 

POSICION DEL GRUPO DE LIMA

El Grupo de Lima exhortó al Gobierno de Venezuela a reconsiderar la convocatoria a elecciones presidenciales prevista para el 22 de abril, proceso que imposibilita una contienda democrática, transparente y creíble. En una declaración conjunta, los cancilleres y representantes de 14 países, expresaron su “firme rechazo” a esta convocatoria que no cuenta con la participación de todos los actores políticos venezolanos, con observación y estándares internacionales. “Unas elecciones que no cumplan con esas condiciones carecerán de toda legitimidad y credibilidad”, reiteran.

 

En ese sentido, exhortan a reconsiderar la convocatoria de las elecciones presidenciales de conformidad con lo señalado, y a presentar un nuevo calendario electoral, apegándose a su propia normatividad. “No puede haber elecciones libres y justas con presos políticos, sin la plena participación de los partidos políticos y líderes detenidos o inhabilitados arbitrariamente, con una autoridad electoral bajo el control del Gobierno y sin la participación de millones de venezolanos en el extranjero imposibilitados de votar”, subrayan.

 

Cuestionan que este proceso electoral fuera convocado originalmente por la Asamblea Constituyente, órgano carente de legitimidad y legalidad, cuya existencia y decisiones no reconocen.

 

El Grupo de Lima indicó toman nota también de la decisión comunicada por la Fiscal General de la Corte Penal Internacional de conducir un examen preliminar sobre la situación en Venezuela sobre crímenes de lesa humanidad ocurridos en las protestas de 2017.

 

El Grupo de Lima, reiteró además su preocupación por el creciente deterioro de la situación humanitaria y exhortó al Gobierno de Venezuela a permitir la apertura de un corredor humanitario que ayude a mitigar los graves efectos del desabastecimiento de alimentos y medicinas. “Frente al incremento del éxodo de miles de venezolanos que huyen de la grave crisis que se vive en ese país, acuerdan coordinar esfuerzos para afrontar de una manera ordenada, solidaria y segura esta difícil situación”, afirman.