El gobernador de Florida pide unidad para reponerse del paso de Irma

Lower Matecumbe Key, Florida - Algunas zonas de Florida empezaban a volver poco a poco a la normalidad conforme los equipos de trabajo restauraban el suministro eléctrico, despejaban carreteras y rellenaban las reservas de combustible. Mientras tanto, varios equipos exploraban las islas más meridionales del estado y las autoridades alertaban de una devastación masiva, según informó Prensa Asociada.

Los residentes salieron de los refugios y de las zonas seguras más alejadas para encontrar la destrucción dejada por el huracán Irma. Algunas calles seguían inundadas y el recuento de casas dañadas o destruidas iba subiendo mientras se levantaban toques de queda, se reanudaban los vuelos y los parques de diversiones volvían a ponerse en marcha.

“Todo se ha perdido”, dijo Jen Gilreath, camarero de 33 años que tenía agua hasta la altura de la rodilla dentro de su casa en Jacksonville.

Mientras avanzaban los trabajos para reparar la única autopista que conecta los Cayos, los residentes de algunas de las islas más cercanas al territorio continental de Florida recibieron permiso para volver y echaran un primer vistazo a la devastación dos días después del paso de Irma con vientos de 209 kilómetros (130 millas) por hora.

Las estimaciones preliminares indicaban que el 25% de las casas de los Cayos habían sido destruidas y el 65% sufrió graves daños, según el administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long.

El número de muertes en Florida atribuidas a la tormenta subió a 12, además de cuatro en Carolina del Sur y dos en Georgia. Al menos 37 personas murieron en el Caribe.

“Tenemos mucho trabajo que hacer, pero todos van a trabajar juntos”, dijo el gobernador de Florida Rick Scott. “Vamos a reconstruir este estado”. 

Los cayos de Florida permanecerán cerrados a turistas 

Las autoridades turísticas de los Cayos de Florida, donde el pasado domingo el huracán Irma tocó tierra con categoría 4, dieron a conocer hoy que no se permitirá el ingreso a turistas y visitantes hasta que culminen las tareas de recuperación, informó la Agencia EFE.

Según un comunicado de Florida Keys, oficina que depende del Consejo de Desarrollo Turístico del Condado Monroe, donde se asientan los cayos, esta cadena de islas permanecerá cerrada a los visitantes hasta que las "tareas de evaluación de los daños y restauración de energía, agua, comunicaciones e infraestructura finalicen".

El paso para los residentes y dueños de negocios de los Cayos más septentrionales se abrió este martes, mientras que a los visitantes las autoridades piden que "pospongan cualquier plan a corto plazo" en el condado de Monroe.

Aunque todavía se desconoce la fecha exacta de reapertura de todas las islas, el comunicado de la oficina de promoción turística señala que es probable que quede autorizado el acceso a los visitantes antes de la celebración del Fantasy Fest, el festival anual de disfraces y máscaras que comenzará el próximo 20 de octubre.

En los aeropuertos de Cayo Hueso y Cayo Marathon, las pistas de aterrizaje están disponibles solo para los aviones que traen suministros y equipos de rescate, pero el servicio comercial de vuelos está suspendido "hasta nuevo aviso".

Los Cayos de Florida, donde durante la madrugada del pasado domingo el huracán Irma tocó tierra con vientos de más de 124 millas por hora (200 km/h), vive una "crisis humanitaria", según afirmó el departamento de Emergencias del condado de Monroe, al que pertenece.