Llegan hoy 2,000 refugiados de las islas a San Juan tras azote de Irma

La llegada de miles de ciudadanos de St. Thomas y otras Antillas en un crucero a San Juan se retrasó hoy, miércoles, mientras que el Centro de Convenciones comenzó a recibir a otros que ya se encontraban en Puerto Rico.

Mientras observaba los preparativos en el refugio, el director ejecutivo del Distrito del Centro de Convenciones, Omar Marrero, indicó a eso del mediodía de hoy que la información más reciente apuntaba a que llegarían mañana a eso de las 5:30 a.m.

“Originalmente, se supone que ese barco venía el miércoles (hoy) y luego ese barco se iba y regresaba acá el viernes, desde San Martín. Luego el sábado llegaba (a San Juan) otro barco”, indicó.

“Ahora el itinerario ha corrido y la única información que tenemos cierta es que mañana, a las 5:30 a.m., tentativo, llegaría el primer barco con los distintos refugiados… Ya no es hoy por la tarde”, dijo Marrero a endi.com.

El funcionario explicó que el cambio se debe, preliminarmente, a que no querían comenzar el embarque de noche “por razones de seguridad”.

Al cambiar la hora de zarpar, se estimó que llegarían hoy por la tarde.

“Querían hacer el embarque de día… Después de que comenzó el embarque, se decidió aceptar a más personas y traerlos a Puerto Rico”, explicó Marrero.

De todas formas, Marrero estimó que no se superaría el estimado de 2,000 refugiados que habían proyectado originalmente.

Aún así, precisó que una vez lleguen a San Juan, anticipan que la mayoría tomará vuelos hacia fuera de Puerto Rico.

Para los que se queden, el subsecretario de la Vivienda, Dennis González, mencionó que se han preparado para recibirlos en el Centro de Convenciones.

Allí han colocado 410 catres y tienen cientos más almacenados. Además, 800 catres más venían en camino por los que necesitaran.

Separado del área de dormir, también se habilitó un área de entretenimiento con televisión en canales de películas para niños y vídeojuegos, así como otro con noticias. 

Cerca de ahí está una zona de comidas, mesas para recargar celulares y otras con teléfonos de línea para hacer llamadas de larga distancia de forma gratuita.

Además, está el área donde están recibiendo donaciones de ropa y artículos de primera necesidad para adultos y niños. Parte de esto también será enviado a comunidades en Loíza, afectadas por el huracán Irma.

“La idea es alojarlos aquí por un tiempo indefinido, transicional, en lo que consigan alojamiento en un hotel o consigan irse fuera de Puerto Rico en avión o barco”, señaló González.

“Vamos a recibir (a) las personas que nos traigan. No vamos a tomar en consideración si son ciudadanos americanos”, agregó.

Dan atención médica a refugiados

Aunque se retrasó la llegada del crucero, González dijo que sí esperaba unas 17 personas refugiadas que ya se encontraban en Puerto Rico y que están siendo dadas de alta de hospitales.

Cerca del mediodía, los primeros dos en llegar fueron Trevone Alexander y Chentelle Grant.

La pareja, sin embargo, llegó hasta aquí más bien por razones médicas y están tratando de regresar a St. Thomas.

Sus casas no fueron destruidas por completo, pero sí han sufrido la carencia del servicio eléctrico y altas temperaturas de calor en St. Thomas, a lo que atribuyen un desmayo que tuvo Grant.

Alexander contó que fue llevada a un hospital, donde les dijeron que necesitaba unos estudios para los que no tienen maquinaria. Así que los trasladaron hasta Puerto Rico.

“Nos enviaron en un vuelo de emergencia, pensando que se podría conseguir uno igual de regreso, pero hemos estado llamando y nadie contesta”, dijo Grant.

Una vez le hicieron los exámenes, según Alexander, “nos dejaron al viento. Dormimos anoche en un refugio (en Canóvanas). No es como que no tenemos dinero. Sí, tenemos, pero en la casa, no aquí con nosotros. Fue un poco frustrante”.

“Era el último lugar donde esperábamos terminar, especialmente porque nos volaron acá. Nosotros no lo pedimos”, continuó Alexander, a lo que Grant añadió: “Esperábamos que ellos mismos hicieran los arreglos para devolvernos”.

“Logramos hablar con el hospital allá (St. Thomas) y nos dijeron que acá hay cinco a seis personas (en la misma situación) que están tratando de localizar”, destacó Grant.

Por su parte, González dijo que en la medida en que lleguen el resto de personas que esperan, trabajarán con los arreglos de repatriación a través del Departamento de Estado.