AEE acoge petición del gobernador para cancelar contrato a Whitefish

El director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos, indicó hoy domingo que la cancelación del contrato de Whitefish Energy equivale a una tardanza de 10 a 12 semanas en los trabajos de restauración del sistema eléctrico, “si no se hace nada”. 

De inmediato, dijo que encaminan conversaciones con varios estados para traer brigadas que continúen trabajando. Incluso, dijo que se auscultará mantener trabajando a las brigadas que subcontrató Whitefish.

“Tenemos varias alternativas: aumentar el scope de compañías ya contratadas, pedirle al Cuerpo de Ingenieros que aumente sus contrataciones, contratar las (brigadas) de Whitefish”, precisó.

Dijo que no han encontrado "nada" que sea irregular en ese contrato.  Sin embargo, reconoció que había una cláusula que hacía referencia a que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) lo había revisado. Ramos informó que la cláusula se eliminó del documento y dijo que "hubo varios" abogados que vieron el contrato.

“¿Por qué la cláusula estaba allí? Porque la AEE tenía la intención de que el contrato fuera pre aprobado por FEMA”, sostuvo Ramos en conferencia de prensa en la sede de la AEE, en Santurce.

FEMA aclaró públicamente que esa información era falsa y aseguró que evalúan el controvertible contrato. 

“Todos los contratos proveen para salidas. Tienen cláusulas de cancelación de contratos. Dichas cláusulas de cancelación de contratos forman parte de este contrato”, afirmó Ramos.

“La cancelación del contrato va a conllevar unos gastos de movilización”, agregó el director ejecutivo, quien lucía nervioso y sudoroso durante la conferencia.

Unos $10.9 millones se le han pagado ya a Whitefish por los trabajos hechos, reveló. Entre lo facturado y pagado totaliza $20.8 millones, abundó.

“No se les ha pagado, pero se ha facturado ya $9.8 millones por trabajos hechos”, dijo precisando las líneas en las que ha trabajado la empresa con sede en Montana.

Para mediados de noviembre deben finalizar los trabajos comenzados por la empresa y no se tiene estimado de cuánto más podría pagar la AEE a Whitefish.

“Yo entiendo que no”, respondió Ramos cuando se le preguntó si toda esta situación alteró la confianza que tiene el gobernador Ricardo Rosselló en él.

Preguntado sobre el contacto inicial con Whitefish, Ramos sostuvo “el contacto que hubo fue en septiembre 18 a través de un correo electrónico que se recibió por parte de Whitefish. Recuerden que era obvio que íbamos a tener una emergencia”.

“Como respuesta a ese email se le solicitó una propuesta que después se le solicitó otrapropuesta. Aquí no hubo ningún tipo de intermediario, ningún tipo de cabildero”, aseveró.

Hasta el momento, tanto Ramos y Andrew Techmanski, fundador de Whitefish, no han podido precisar cuándose emitió la convocatoria para el otorgamiento del cuantioso contrato con un tope de $300 millones. La empresa, previo al contrato, solo contaba con dos empleados por lo que optó por subcontratar.

Las expresiones de Ramos surgen luego de que se sometiera el contrato al escrutinio federal y a horas de que el gobernador ordenara a la Junta de Gobierno de la AEE poner en vigor la cláusula de cancelación del contrato.