El FBI le pone el ojo a Whitefish

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha comenzado a investigar el escándalo del contrato de $300 millones otorgado por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a la pequeña empresa Whitefish Energy.

Según el diario The Wall Street Journal, agentes del FBI han comenzado a estudiar el caso.

Una portavoz del FBI en Washington indicó a El Nuevo Día que cualquier investigación sobre ese asunto, de estar en marcha, tendría que haberse iniciado en San Juan.

Por su parte, el gobernador Ricardo Rosselló dio la bienvenida hoy a cualquier pesquisa que realice la agencia federal a Whitefish.

"No nos han informado a nosotros de una investigación del FBI, pero yo le doy la bienvenida a cualquier investigación por cualquier ente externo", dijo el gobernador en conferencia de prensa en Toa Baja, donde anunció el programa "Tu Hogar Renace". 

La semana pasada, el congresista demócrata boricua Luis Gutiérrez (Illinois) solicitó al Departamento de Justicia de EE.UU. y al FBI que investigue elcontrato de Whitefish, ante las conexiones políticas y la poca experiencia de la empresa.

"Algo huele mal sobre Whitefish", indicó entonces Gutiérrez.

El domingo, el gobernador Ricardo Rosselló solicitó la cancelación del contrato, que, de acuerdo a su administración, fue decidido exclusivamente en las oficinas de la AEE.

Whitefish es investigada también por la Oficina del Inspector General de los Estados Unidos, la Oficina del Contralor y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). Esta última dejó claro que no evaluó o avaló el contrato como había establecido en el contrato.

La investigación a la Oficina del Contralor y la Oficina del Inspector General fue solicitada por el gobernador.