Cuerpo de Bomberos reporta un alza del 20% en incendios tras María

El Negociado del Cuerpo de Bomberos confirmó que hubo un alza en la cantidad de fuegos estructurales -en residencias y en edificios- a consecuencia indirecta del azote del huracán María en Puerto Rico el pasado 20 de septiembre. 

De acuerdo al Cuerpo de Bomberos, el aumento se debe, en parte, al mal manejo de los generadores y al uso de velas y lámparas de gas y keroseno debido a la falta de energía eléctrica. Ambos factores ocasionaron el 25% (263) de los siniestros del 2017, según las estadísticas presentadas por el comisionado Alberto Cruz Albarrán. 

“En el año 2017 tuvimos 1,075 fuegos. En los meses de septiembre a diciembre ocurrió un aumento en los incidentes. En dicho lapso ocurrieron 263 siniestros, debido, en un 70%, a las plantas eléctricas”, explicó Cruz Albarrán, en entrevista con endi.com

Sin embargo, -y a pesar del temporal- los datos mencionados muestran una merma de 196 incendios menos en comparación con el 2016, cuando se registraron 1,365 incidentes. 

Para responder a la emergencia, el Cuerpo de Bomberos recurrió a las redes sociales y medios tradicionales para alertar -desde el huracán Irma- sobre cómo utilizar correctamente las herramientas alternas de luz, estrategia a la que atribuye el bajo número de víctimas. 

“Una lámpara de gas se cayó y murió una mujer asfixiada por las llamas. Esa fue la única baja que tuvimos, según los libros”, sostuvo Cruz Albarrán.

Ante la llegada gradual del servicio eléctrico, el funcionario alertó sobre dos factores que podrían ocasionar accidentes: los cortos circuitos y los artículos que reposan sobre los topes de las estufas.