Turquía cierra la frontera con Irak por el referéndum de secesión kurdo


Turquía bloqueó el acceso al país desde el norte de Irak a través del puesto fronterizo de Habur. Ankara aseguró que tomará "todas las medidas" bajo el derecho internacional si el referéndum kurdo pone en peligro su seguridad nacional.

No obstante, las autoridades turcas, citadas por la agencia AFP, desmienten el cierre de la frontera, mientras afirman que se llevan a cabo controles estrictos en el lugar.

Este 25 de septiembre la autonomía del Kurdistán celebra el referéndum sobre la separación de Irak, pese a la oposición de las autoridades centrales. En Bagdad se considera ilegal el referéndum, que fue suspendido el pasado 18 de septiembre por el Tribunal Supremo de Irak.

El Kurdistán iraquí se compone de tres provincias dirigidas por el gobierno regional autónomo y protegidas por sus propios servicios de seguridad. Los kurdos iraquíes argumentan que tienen una  propia identidad étnica y que tienen derecho a la autodeterminación, objetivo que persiguen desde hace mucho tiempo.

Suspensión de vuelos

Irán suspendió la conexión aérea con las provincias kurdas del norte de Irak en protesta contra la celebración del referéndum sobre la independencia de la región.

El embargo aéreo se convirtió en la primera medida concreta de represalia contra el referéndum, rechazado por el Gobierno de Bagdad y por Irán y Turquía, vecinos de Irak.

Las autoridades iraníes detuvieron el tráfico aéreo con los aeropuertos internacionales de Erbil y Sulaimaniya, en el Kurdistán iraquí, a petición de Bagdad, según la agencia de noticias Fars, citada por Reuters.

Turquía bloqueó el acceso al país desde el norte de Irak a través del puesto fronterizo de Habur. Ankara aseguró que tomará "todas las medidas" bajo el derecho internacional si el referéndum kurdo pone en peligro su seguridad nacional.

No obstante, las autoridades turcas, citadas por la agencia AFP, desmienten el cierre de la frontera, mientras afirman que se llevan a cabo controles estrictos en el lugar.

Este 25 de septiembre la autonomía del Kurdistán celebra el referéndum sobre la separación de Irak, pese a la oposición de las autoridades centrales. En Bagdad se considera ilegal el referéndum, que fue suspendido el pasado 18 de septiembre por el Tribunal Supremo de Irak.

El Kurdistán iraquí se compone de tres provincias dirigidas por el gobierno regional autónomo y protegidas por sus propios servicios de seguridad. Los kurdos iraquíes argumentan que tienen una  propia identidad étnica y que tienen derecho a la autodeterminación, objetivo que persiguen desde hace mucho tiempo.

Suspensión de vuelos

Irán suspendió la conexión aérea con las provincias kurdas del norte de Irak en protesta contra la celebración del referéndum sobre la independencia de la región.

El embargo aéreo se convirtió en la primera medida concreta de represalia contra el referéndum, rechazado por el Gobierno de Bagdad y por Irán y Turquía, vecinos de Irak.

Las autoridades iraníes detuvieron el tráfico aéreo con los aeropuertos internacionales de Erbil y Sulaimaniya, en el Kurdistán iraquí, a petición de Bagdad, según la agencia de noticias Fars, citada por Reuters.