Elon Musk: "Me comeré mi sombrero si el cohete de un competidor vuela antes de 2023"


Tras el exitoso lanzamiento del cohete Falcon Heavy el empresario Elon Musk, dueño de la compañía Space X, está convencido de que su principal competidor no podrá igualar ese resultado, al menos antes de 2023, y ha apostado a través de Twitter que se comería su sombrero con mostaza si sucede.

Todo comenzó cuando Doug Ellison, productor visual del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, tuiteó que los cohetes de la United Launch Alliance (ULA) podrían igualar los logros del Falcon Heavy.

El automóvil eléctrico Tesla Roadster rojo con un maniquí a bordo, fotografiado desde el espacio, el 6 de febrero de 2018. Revelan el triste final del auto Tesla Roadster enviado al espacio exterior

En su respuesta, Musk explicó que los cálculos de Ellison se basaban en datos erróneos y resaltó que el cohete de Space X es mucho más barato que el Delta IV de ULA.

El emprendedor también se refirió al Vulcan, el cohete para cargas pesadas que esa alianza estratégica entre las compañías Boeing y Lockheed Martin desarrolla desde 2014 y cuyo vuelo inaugural estaba previsto para el año que viene, pero ha sido aplazado al menos hasta mediados de 2020.

"Quizá ese plan funcione, pero prometo comerme mi sombrero con mostaza si ese cohete lanza una nave de seguridad nacional antes de 2023", escribió Elon Musk el pasado 12 de febrero.

Tras el exitoso lanzamiento del cohete Falcon Heavy el empresario Elon Musk, dueño de la compañía Space X, está convencido de que su principal competidor no podrá igualar ese resultado, al menos antes de 2023, y ha apostado a través de Twitter que se comería su sombrero con mostaza si sucede.

Todo comenzó cuando Doug Ellison, productor visual del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, tuiteó que los cohetes de la United Launch Alliance (ULA) podrían igualar los logros del Falcon Heavy.


El automóvil eléctrico Tesla Roadster rojo con un maniquí a bordo, fotografiado desde el espacio, el 6 de febrero de 2018. Revelan el triste final del auto Tesla Roadster enviado al espacio exterior

En su respuesta, Musk explicó que los cálculos de Ellison se basaban en datos erróneos y resaltó que el cohete de Space X es mucho más barato que el Delta IV de ULA.

El emprendedor también se refirió al Vulcan, el cohete para cargas pesadas que esa alianza estratégica entre las compañías Boeing y Lockheed Martin desarrolla desde 2014 y cuyo vuelo inaugural estaba previsto para el año que viene, pero ha sido aplazado al menos hasta mediados de 2020.

"Quizá ese plan funcione, pero prometo comerme mi sombrero con mostaza si ese cohete lanza una nave de seguridad nacional antes de 2023", escribió Elon Musk el pasado 12 de febrero.