Presidente llega a medio camino con desaprobación

La evaluación de los 10 trimestres muestra que el presidente tiene los mayores niveles de apoyo entre las personas de nivel socioeconómico bajo, mientras que sus detractores están entre las personas de nivel más alto. El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, llega al final de la mitad de su mandato con desaprobación de 52 %, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

Para este estudio, realizado entre el 18 y el 23 de noviembre, fueron entrevistados 1,200 ciudadanos en todo el país, lo que permite hacer inferencias sobre la opinión de toda la población con un margen de error de 2.9 % y un nivel de confianza del 95 %.

A los entrevistados se les preguntó, en primer lugar, si ellos aprueban o desaprueban el trabajo que ha realizado el presidente en los últimos tres meses de gestión, ante lo cual el 52 % respondió que lo desaprueba, mientras que el 43 % dice que lo aprueba.

El mandatario cumple el 1.º de diciembre dos años y medio de estar en el poder, con lo que llega a la mitad de su mandato de cinco años. LPG Datos ha evaluado su trabajo de forma trimestral, desde la opinión ciudadana.

El conjunto de la información recopilada en 10 trimestres muestra que el presidente no tuvo la llamada “luna de miel” con los ciudadanos. En este período los mandatarios suelen tener alta aprobación por su trabajo. Este fue el caso de los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes, quienes en su primer trimestre de trabajo obtuvieron 74 % y 71 % de aprobación. El actual mandatario arrancó con 40 %. Luego, las cosas mejoraron un poco, incluso llegó a tener más del 50 % de aprobación al final del tercer trimestre, pero después comenzó a bajar de nuevo.

La evaluación de los 10 trimestres muestra que el presidente tiene los mayores niveles de apoyo entre las personas de nivel socioeconómico bajo, mientras que sus detractores están entre las personas de nivel más alto.

El mandatario, además, cosecha un poco más de apoyo entre las personas jóvenes y en quienes se identifican con su partido político.

En términos geográficos, las personas más satisfechas con Sánchez Cerén son los habitantes de región oriental y de las ciudades del interior del país. Los menos satisfechos son aquellos que viven en el Área Metropolitana de San Salvador. Esto puede deberse a que una de las quejas más recurrentes de la población es la inseguridad.

La inseguridad es, de hecho, lo que la gente considera el principal fracaso de la actual gestión, junto con la falta de nuevos empleos.

El logro principal, según los entrevistados, está en el área de Educación. Hay que recordar que esta cartera de Estado es la encargada de administrar varios programas de asistencia a las familias como la entrega de uniformes y útiles escolares, alimentación y la provisión de computadoras personales.

 

Todas las notas de esta encuesta:

Presidente llega a medio camino con desaprobaciónLas promesas sin cumplirEl trabajo de todo el Estado no satisface a los ciudadanos