EUA da luz verde para extradición de Montano a España por masacre de jesuitas

La Justicia de Estados Unidos desbloqueó hoy la extradición a España del excoronel y ex viceministro de Defensa de El Salvador Inocente Montano, uno de los acusados de la masacre de jesuitas en el país centroamericano en 1989, entre ellos el español Ignacio Ellacuría.

España reclama la extradición de Montano desde 2011. Su entrega a España fue aprobada en febrero de 2016 por una jueza de Estados Unidos, pero la defensa del ex viceministro bloqueó después la entrega presentando una denuncia que cuestionaba las condiciones de detención.

Un juez federal de Carolina del Norte rechazó hoy ese "habeas corpus", desbloqueando la extradición a España. "La corte no halla irregularidades en los procedimientos de extradición", señaló el juez Terrence W. Boyle en una orden a la que tuvo acceso dpa.

La conocida masacre jesuita tuvo lugar el 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador, de la que Ellacuría era rector. En medio de una ofensiva insurgente contra San Salvador fueron asesinados él y otros cinco sacerdotes españoles, junto a una empleada doméstica y su hija.

Según la instrucción del juez Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional española, sus asesinos fueron soldados de un batallón especial que recibieron la orden de los más altos jerarcas militares. En su día hubo un juicio en el país centroamericano, que Velasco considera un fraude.

En mayo de 2015, el Tribunal Supremo español autorizó al juez a seguir investigando el asesinato de Ellacuría y las demás víctimas pese a la reforma de la ley de Justicia Universal con la que el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy limitó este tipo de actuaciones.

Montano vivía en Estados Unidos cuando la Justicia española pidió su extradición.

El ex coronel cumplía en ese momento una condena de 21 meses de cárcel en una prisión de Carolina del Norte, tras haber sido condenado en 2013 en el estado de Massachusetts por fraude y perjurio al mentir sobre su situación migratoria, supuestamente para evitar volver a El Salvador y evitar así ser juzgado por la matanza.

En 2014, tras los cambios en la ley de Justicia Universal, España notificó a Estados Unidos que dejaba de pedir la extradición por crímenes de lesa humanidad y ya solo la pedía por asesinato terrorista referido a las víctimas españolas de la masacre, según recuerda el juez Boyle en su escrito.