Celebran marcha por chico que fue casi ahorcado en EEUU

Más de 100 personas se reunieron el martes en un parque de Nueva Hampshire para expresar su apoyo a un niño birracial de 8 años que estuvo cerca de ser ahorcado por un grupo de adolescentes, y para pedir medidas contra el racismo.

La abuela del niño dijo que los jóvenes lo insultaron el 28 de agosto con palabras racistas y lo empujaron desde una mesa de picnic con la cuerda en torno a cuello. El pequeño fue atendido en un hospital por lesiones en el cuello y más tarde dado de alta.

La policía de Claremont investigaba un “serio incidente” que implicaba a jóvenes en el que un niño de 8 años resultó herido, indicó el jefe de policía, Mark Chase.

Varios líderes religiosos y autoridades municipales acudieron al acto del martes. Expresaron su esperanza de que el suceso abriera un diálogo sobre las relaciones interraciales en Claremont.

No se pierda ninguna historia local.

Inscribase para obtener acceso digital ilimitado a nuestro sitio web, aplicaciones moviles y el periodico digital.