Una monja con un corazón de oro y unos brazos muy fuertes

Una monja del sur de la Florida decidió unirse a los esfuerzos de recuperación tras el devastador paso del huracán Irma. Y lo hizo de la mejor manera que pudo.

Usando una motosierra.

La hermana Margaret Ann es una servidora de Dios con un corazón de hierro y unos brazos de acero. Así que tomó una de las motosierras de la secundaria Archbishop Coleman F. Carroll en West Kendall y empezó a cortar las ramas de los árboles que bloqueaban las calles que rodean a la escuela, reportó el canal CBSMiami.

“Había la necesidad, podía hacerlo, así que decidí ayudar”, dijo Margaret Ann al canal CNN.

La hermana tiene 30 años trabajando en la secundaria y sabía que la escuela tenía una motosierra en uno de los armarios, así que no vio ningún problema en cortar un árbol caído que estaba bloqueando una calle el martes por la tarde.

Un agente de policía de Miami-Dade que estaba fuera de servicio grabó a la hermana en plena acción y el video se popularizó rápidamente en las redes sociales.

“Él me dijo, ‘sabe hermana, la policía va a hacer esto’. Y yo le dije, ‘pero les va a tomar mucho tiempo... es peligroso, la gente puede hacerse daño aquí’ ”.

Sus acciones motivaron a los vecinos a ayudar a limpiar las calles y arreglar la comunidad del desorden creado por el huracán.

“Otras personas empezaron a ayudar, fue fabuloso. Algunos de los ex alumnos de nuestra escuela vieron lo que estaba haciendo, reconocieron el hábito y las hermanas, así que decidieron venir a ayudar”, dijo la hermana. “Se convirtió un proyecto comunitario muy bueno”.

No se pierda ninguna historia local.

Inscribase para obtener acceso digital ilimitado a nuestro sitio web, aplicaciones moviles y el periodico digital.