Luego de un huracán, la luz vuelve hoy 4 veces más rápido que hace 12 años

¿Cuándo me reinstalan el servicio de energía? ¿Cuándo podré volver a prender mi aire acondicionado y a cocinar?

Estos son algunos de los principales dolores de cabeza que dejó el paso del huracán Irma a los más de 6 millones de personas en la Florida que quedaron sin luz y que han tenido que soportar temperaturas cercanas a los 90 grados.

La buena noticia es que la compañía Florida Power & Light (FPL) le está metiendo el acelerador para regularizar el servicio lo más pronto posible y se puso como meta restablecerlo en la costa este para finales de este fin de semana.

En la mañana del miércoles, dos días después de que el ciclón afectara al estado, ya había vuelto la luz al 60% de los hogares. En el condado de Miami-Dade, 444,080 aún esperan a que vuelva el servicio del casi un millón de personas quedaron sin luz. Mientras tanto, en Broward, la mitad de los más de 600,000 afectados ya tienen luz.

La FPL, que ha tenido que responder a los efectos de poderosos huracanes como Andrew, Wilma y ahora Irma, se ha preparado en la última década para responder mejor y más rápido a nuevas emergencias.

Desde el 2006, un año después de que Wilma dejara sin luz a 3.2 millones de hogares en la Florida, la compañía ha invertido $3,000 millones para construir una red eléctrica más fuerte y resistente a las tormentas.

“Este dinero se ha invertido en fortalecer o remplazar los postes eléctricos para que resistan vientos ciclónicos, instalando metrocontadores inteligentes que nos permiten saber cuándo una persona se quedó sin electricidad -antes cada uno tenía que llamar para reportarlo-, y con interruptores inteligentes que nos indican dónde está el problema en la línea eléctrica”, explicó Marie Bertot, vocera de la FPL.

“Estamos viendo resultados: las líneas principales que han sido fortalecidas funcionan 30% mejor que las que no”, agregó.

La compañía comparó los avances con la emergencia de Wilma y encontró que dos días después de Irma el servicio ya había sido restablecido para el 40% de los afectados, mientras que con Wilma esta cifra era solo del 4% en el mismo periodo.

Esto quiere decir que el restablecimiento del servicio ha sido cuatro veces más rápido que en el 2005.

La vocera de FPL recordó que 21 condados resultaron afectados luego del huracán Wilma, mientras que con Irma el daño ha sido en los 35 condados en los que operan.

“Nosotros entendemos lo difícil que es estar sin electricidad. Estamos trabajando lo más pronto posible para resolver esta situación y nos disculpamos por el inconveniente”, declaró Eric Silagy, presidente de FPL.

La compañía ha enfatizado que la situación es diferente en la costa oste del estado, en donde el nivel de afectación fue mucho mayor por cuenta de las inundaciones y los tornados, y ha indicado que espera regularizar el servicio en su totalidad para el próximo 22 de septiembre.

No se pierda ninguna historia local.

Inscribase para obtener acceso digital ilimitado a nuestro sitio web, aplicaciones moviles y el periodico digital.