Cambio climático: Miami aprueba subir impuestos para prevenir inundaciones

Los votantes de Miami decidieron el martes aumentarse los impuestos para financiar unos $400 millones en gastos del gobierno que ayudarán a prevenir las inundaciones, financiar viviendas asequibles y pagar otros proyectos públicos.

En una ciudad tan vulnerable al cambio climático como resistente a los impuestos, los resultados extraoficiales muestran que aproximadamente el 55 por ciento del electorado de Miami votó a favor del bono de obligación general Miami Forever de $400 millones propuesto por el alcalde saliente Tomás Regalado, según los resultados obtenidos por las boletas enviadas por correo, votación anticipada y reportes de casi tres cuartos de los recintos de la ciudad.

Al respaldar el bono, los votantes le han dado a su gobierno la capacidad de pedir prestado el dinero en el mercado de bonos municipales, aprovechando un nuevo impuesto a la propiedad para pagar las mejoras de drenaje pluvial, subsidios de desarrollo económico y otras iniciativas gubernamentales.

También le dieron a Regalado, quien vinculó el bono al cambio climático y lo mencionó desde el principio como su legado, una gran victoria en el momento de su retiro de la administración pública. Regalado no pudo ser localizado para que comentara sobre la aprobación del bono.

“El alcalde Regalado merece mucho crédito por tener la visión de poner en la vanguardia el tema del aumento del nivel del mar mientras finaliza un exitoso periodo como alcalde”, dijo Wayne Pathman, un abogado del uso de terrenos que dirige el comité del ascenso del nivel de mar en Miami. “Este es un gran paso en la dirección correcta”.

Con la nueva capacidad para asumir la deuda, los funcionarios municipales de Miami prometieron gastar $192 millones en mejoras de desagües pluviales, bombas de inundación y muros de contención para frenar las inundaciones, que han empeorado en los últimos años, y comenzar a financiar proyectos estimados en $1,000 millones necesarios para proteger a la ciudad de las penetraciones del mar. Otros $100 millones se usarán para viviendas asequibles y desarrollo económico, $78 millones para parques e instalaciones culturales, $23 millones para mejoras viales y $7 millones para seguridad pública.

No había garantía de que la iniciativa de bonos sería aprobada.

Los sindicatos de Miami se pronunciaron enérgicamente contra la propuesta, argumentando que la ciudad no debería agregar una nueva deuda de $400 millones en un momento en que podría deberle $250 millones en beneficios retroactivos al fondo de pensiones de la policía y los bomberos. La mayoría de los candidatos que se presentaron en las elecciones de la ciudad para la Comisión y la alcaldía también se opusieron al bono o, en el mejor de los casos, evitaron el tema.

Pero Regalado recibió un impulso en la campaña de un grupo de Nueva York preocupado por el aumento del nivel del mar que puso más de $350,000 en dinero anónimo para publicidad. Y la madre naturaleza también participó en la campaña, inundando el downtown y Edgewater durante el huracán Irma, inundando el Upper Eastside cuando llegaron las grandes mareas del otoño y afectando el distrito financiero por una tormenta sin nombre en agosto relacionada con la tormenta tropical Emily.

La votación también mostró que la Comisión de la Ciudad redactó inteligentemente la pregunta en la boleta al describir que los bonos no traerían como resultado un aumento en la tasa de impuestos de la ciudad relacionada con el coeficiente de endeudamiento por proyectos. Eso se debe a que la Ciudad, que se encuentra en buena forma financiera y está cerca de pagar la deuda de una emisión de bonos en el 2001, asumirá una nueva deuda solo a medida que salga de la vieja deuda.

“Los bonos son una excelente forma de aumentar los ingresos en cualquier municipio en lugar de aumentar los impuestos”, dijo José Ignacio Denis, un residente de Brickell que dice “no confío en el gobierno”, pero considera que la ciudad necesita dinero para resolver sus problemas. “A menos que me haya perdido algo, no lo veo como un aumento de impuestos”.

Otras noticias sobre la votación:

▪ Más del 60 por ciento de los votantes decidió permitir que los comisionados de la Ciudad voten por una súper mayoría para aprobar una extensión de alquiler de 32 años para Monty’s Raw Bar y la marina en Coconut Grove, con pagos mayores para ayudar a financiar las mejoras en el complejo de tiendas Dinner Key.

▪ Los votantes también aprobaron dos modificaciones de estatutos destinadas a garantizar la independencia de los empleados que trabajan para el auditor general de Miami al hacerlos empleados directos del auditor en lugar de empleados civiles supervisados por la administración de Miami.

▪ Se aprobó una enmienda al estatuto para que un candidato seleccionado en una elección especial para ocupar una vacante en la Comisión o en la oficina del alcalde cumpla el resto del término, y para permitir que si un funcionario municipal electo es destituido por acusaciones de fechorías sea restituido de inmediatamente si es absuelto.

No se pierda ninguna historia local.

Inscribase para obtener acceso digital ilimitado a nuestro sitio web, aplicaciones moviles y el periodico digital.