Efecto Trump: dólar subió en noviembre tras 8 meses

El precio del dólar estadounidense en el mercado local interrumpió una racha de ocho meses de caída al negociarse al alza durante noviembre, con una clara incidencia del exterior tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el 8 de noviembre.

El dólar interbancario fondo se operó ayer en $ 28,949, lo que implicó un descenso diario de 0,4%. De esta manera, el tipo de cambio finalizó el mes con un incremento "punta a punta" de 2,37% y redujo la caída acumulada en el año a 3,09%.

A su vez, el promedio de las compraventas interbancarias de todo noviembre fue de $ 28,665, un 2,03% por encima de la media de octubre.

El Banco República (BROU), por su parte, redujo ayer 10 centésimos la cotización al público hasta $ 28,50 a la compra y $ 29,40 a la venta. La variación mensual fue de un aumento de 75 y 65 centésimos respectivamente.

Por medio de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se concretaron compraventas por US$ 709,5 millones en el penúltimo mes del año, monto algo inferior a los US$ 734,9 millones de octubre.

La atención de los mercados internacionales estuvo centrada en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, cuyos resultados sorprendieron al resultar electo Donald Trump.

Lo que más sorprendió fue el hecho de que los inversores mostraron mucho optimismo, incluso euforia por momentos, luego de un discurso más moderado del presidente electo y con las expectativas de que aplicará medidas proteccionistas, con el objetivo de estimular más la economía.

Es que un mayor crecimiento económico generaría mayores presiones inflacionarias, y los inversores toman este escenario como más propicio para que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aumente las tasas de interés a un ritmo más acelerado. Mayores tasas de interés, a su vez, hacen más atractivos los títulos nominados en dólares. Ante este eventual contexto, fue que los inversores internacionales salieron a la búsqueda de dólares, generando un fuerte impulso sobre su cotización, que llegó a alcanzar los máximos guarismos en más de 11 meses frente a una canasta de monedas.

El mercado local no estuvo ajeno a dicha tendencia y se registró una fuerte presión compradora, que llevó al dólar desde niveles cercanos a $ 28 en los primeros días de noviembre hasta superar los $ 29.

Esto llevó a que el Banco Central (BCU) interviniera solamente en una sesión (el lunes 7), cuando adquirió US$ 19 millones.

Si bien el dólar bajó en más oportunidades que en las que subió (12 sesiones frente a nueve respectivamente), la magnitud de las alzas fueron muy superiores (0,55% en promedio frente a 0,29%).

Cabe destacar, además, que el mercado local también presentó buenos niveles de liquidez en noviembre, lo que redujo la necesidad de vender dólares para hacerse de pesos.

Por otra parte, el escenario internacional pegó muy fuerte en los bonos de países emergentes en general, dentro de los cuales se encuentran los uruguayos, como un efecto de ajuste respecto de los títulos del Tesoro de Estados Unidos.

Los precios de los bonos globales uruguayos nominados en dólares tuvieron un desplome mensual promedio de 7,73%, la mayor caída para un mes desde octubre de 2008, cuando recién se había desencadenado la crisis financiera internacional. Dado que los bonos uruguayos bajaron en mayor medida que los treasuries, el índice de riesgo país UBI, de República AFAP, subió 20 unidades en el mes a 223 puntos básicos.

Competitividad.

Por su parte, en octubre la competitividad cayó por quinto mes consecutivo. En este caso, la reducción fue de 1,5% según el Índice de Tipo de Cambio Real Efectivo (TCR) divulgado ayer por el Banco Central.

Al comparar el TCR de octubre con el de fin del año pasado, la pérdida de competitividad fue de 7,3%.

En tanto, respecto a octubre de 2015 la caída del tipo de cambio real fue de 8,8%.

El TCR es un indicador que mide la relación de precios al consumo entre los productos uruguayos, nominados en dólares, y los productos al consumo de los principales socios comerciales, medida que constituye uno de los indicadores principales de la competitividad, aunque existen otros.

En octubre, el encarecimiento relativo de los productos uruguayos se dio tanto frente a los de sus competidores de la región como con los de fuera de la región en todas las comparaciones.

Respecto a Argentina y Brasil en su conjunto, la competitividad bajó en octubre 0,3% respecto a septiembre y cayó 1,2% respecto a fin del año pasado y bajó 4,2% frente a octubre de 2015.

Frente a septiembre, la pérdida de competitividad se dio con los dos socios comerciales de la región. Sin embargo, al comparar octubre con fin del año pasado y con octubre de 2015, mientras hay una suba del TCR con Brasil, se da una caída con Argentina.

En tanto, a nivel extrarregional, el tipo de cambio real retrocedió 3,3% en octubre respecto a septiembre. Al comparar con fin del año pasado, la pérdida de competitividad fue de 14,6% y al comparar con octubre de 2015, el desplome alcanzó a 14,4%.