El arte de hacer jugar

El japonés Tôru Iwatani (61) tiene la humildad que da la grandeza. Es el creador de Pac-Man, el videojuego más emblemático de todos los tiempos.

Está en América Latina para participar en el Congreso Futuro, que se realiza en Santiago de Chile por estos días. Allí, el sábado, dará la charla "La influencia de los videojuegos". Eso es lo que está investigando actualmente en la universidad, cuenta.

El profesor Iwatani cree que el lado malo de los juegos es "lo que la prensa dice de ellos", advierte entre risas. Pero se pone serio y agrega que si hay algo malo es el hecho de que los niños pasen mucho tiempo frente a la pantalla. "Eso no es culpa de los juegos, sino de los padres. Si juegan mucho no les queda tiempo para explorar otras cosas".

Por otro lado, cree que lo positivo es que desarrollan un pensamiento lógico. "Los videojuegos y su lógica ya se usan en varios ámbitos, como el trabajo, la rehabilitación o la educación, en un fenómeno llamado gamification".

—¿Qué pasó por su cabeza al crear Pac-Man?

—En esa época los juegos no se disfrutaban en la casa, sino en recintos con máquinas grandes. Eran sucios y oscuros, y allí iban solamente hombres.

Lo que se propuso fue crear uno que todos pudieran jugar y que atrajera a mujeres. A ellas, en general, no les gustan los juegos de violencia, comenta. Así que pensó en algo distinto, y la palabra que llegó a su mente fue "comida". "Mientras estaba enfocado en eso pedí una pizza a un restaurante, tomé un pedazo y quedó la forma de Pac-Man. Ahí dije lo tengo", recuerda.

—¿Le sorprendió su éxito?

—"Quería que fuera exitoso en Japón, nunca pensé que lo sería en todo el mundo. Creo que el secreto de esa popularidad se basa en tres factores: las reglas son simples, la forma de controlarlo también y los personajes son entrañables".

Tras 37 años aún sigue siendo exitoso y la clave es que cualquiera puede jugarlo, considera su creador. Desde su perspectiva, Pac-Man se convirtió en el estándar de los videojuegos, así como The Beatles son el de la música. Muchos analistas en tecnología coinciden con él.

—¿En qué está trabajando actualmente?

—Estoy haciendo una interfaz para que los ciegos puedan jugar con el tacto. Se basa en una mesa con miles de piezas con puntas roma que se levantan para crear relieves. Esas piezas también generan un pequeño impulso eléctrico.

Además, está desarrollando juegos para que las personas puedan rehabilitarse. Uno de sus desarrollos es una alfombra-pantalla para hacer más entretenida la rehabilitación de quienes caminan con andador.

Para ejemplificar, Iwatani saca nuevamente su teléfono y muestra un video donde un niño camina, mientras el piso que estaba lleno de hojas se despeja y muestra un pasto verde a medida que avanza. "Así es mucho más entretenido hacer los ejercicios", dice.

Iwatani también trabaja en Game Suit, un traje lleno de LEDs que permite jugar Pac-Man con el cuerpo para que el escenario cambie si se mueven brazos o piernas. "Si tú le das la mano a alguien que tiene el traje, Pac-Man sigue hacia él", dice.

—Si tuviera que hacer un videojuego sobre su vida, ¿cómo sería y qué habilidades habría que tener para llegar a la última etapa?

—Lo que más me importa es que a gente sea feliz con mis juegos. Así que lo más importante es que sea muy divertido. Me gustaría que me recordaran como una persona que hizo juegos simples, pero entretenidos.

CURIOSIDADES DEL JUEGO

Google. Miles jugando en su página

Para celebrar el 30 aniversario, Google montó una representación del juego en su página. Se perdieron $120.483.800 en productividad, debido al tiempo que pasaron los usuarios jugando y no trabajando.

Inicios. Un éxito a nivel mundial

Desde que Pac-Man fue lanzado el 21 de mayo de 1980, fue un éxito. Se convirtió en un fenómeno mundial en la industria, llegó a tener el Récord Guiness con 293.822 máquinas vendidas.

Nombre. El sonido al abrir y cerrar la boca

El nombre proviene de la onomatopeya japonesa paku, sonido que se produce al abrir y cerrar la boca. El nombre se romanizó como Puck-Man en Japón y luego a Pac-Man para el mercado estadounidense.