Fiscalía contradice a TCR y avala compra de avión

La Fiscalía de Gobierno de primer turno habilitó la compra de una aeronave para utilizar como "avión presidencial" por parte de la Presidencia. Una resolución del Ministerio de Defensa fechada el 29 de diciembre de 2016 remite al fallo de la Fiscalía de Gobierno, el que concluye que "no asiste razón a la referida observación" efectuada por el Tribunal de Cuentas de la República (TCR). El dictamen otorga el permiso legal a la Presidencia para autorizar la compra de la aeronave.

La transacción recibió reiteradas objeciones del TCR. Pese a ello, la Fiscalía concluyó: "No ha existido, ni en forma real ni en forma potencial, un apartamiento de las normas sobre contratación pública en lo que refiere a los criterios adoptados en el Pliego Particular de Condiciones, no verificándose ningún supuesto de vulneración de los principios de igualdad de los oferentes y de concurrencia".

Ante esto, el presidente de la República, Tabaré Vázquez resolvió reiterar el gasto de un total de US$ 1.010.000 para la adquisición de una "aeronave multipropósito Hawker HS 125-700A". La compra comprende una aeronave usada en condiciones de vuelo, y otro avión del mismo modelo para utilizar sus partes como repuestos.

La compra del llamado "avión presidencial" generó polémica desde el inicio de las negociaciones. El mismo día en que Vázquez asumió el mando —el 1° de marzo de 2015— recibió un ofrecimiento del empresario Carlos Bustin, quien es dueño de la empresa Autolíder; representante de la marca alemana Mercedes Benz.

En ese momento, Vázquez dispuso la compra de la aeronave de forma directa y sin llamado a licitación. Sin embargo, la operación generó polémica entre los dirigentes de los partidos de la oposición, y fue observada por el Tribunal de Cuentas, al entender que no se ajustaba a las excepciones establecidas en el Tocaf para realizar una compra directa.

Ante esto el mandatario solicitó dejar a un lado la compra, y realizar la operación a través de un llamado a licitación abierto. Sin embargo ante esta disposición, solo se presentó un ofertante: la firma Floridan S.A. del empresario Bustin con el mismo avión que antes había pretendido comprar el gobierno.

El año pasado, en medio de la polémica, el expresidente José Mujica objetó abiertamente la decisión de Vázquez respecto al avión.

"Uruguay no necesita un avión y es bueno que siga siendo así. Históricamente fue siempre así. Yo me las arreglé siempre como pude. No comparto que haya que comprar un avión", sostuvo entonces.

"A medida".

Para el senador nacionalista Javier García, la compra es inapropiada. "Enero va a ser recordado como el mes del tarifazo y el de la compra del avión presidencial. El presidente le pide un sacrificio económico a la ciudadanía y a la vez destina dinero a comprar su avión", dijo el senador del Espacio 40 (sector Todos).

García definió la operación de compra como un negocio "caro" y "sospechoso", al tiempo de afirmar que el avión es viejo. Dijo que la licitación fue "hecha a medida para ese avión y cuestionada" por el TCR.

El senador nacionalista le reclamó al presidente Vázquez que debió tener "un gesto de austeridad" en momentos en que se aplica un aumento de impuestos a la población".

García cuestionó la elección del avión, que es de la década de 1970, "y en una operación sospechosa porque la licitación fue hecha a medida" de quien se presentó a ofrecer la venta de la aeronave.

Tango por US$ 55:

En Argentina se ha disparado una polémica por la compra de un nuevo avión para el presidente Mauricio Macri, a un costo estimado de US$ 55 millones. Según informó el diario argentino La Nación, la decisión de vender el Tango 01 se tomó hace tiempo y había sido recomendada por varios asesores y conocedores del mundo aéreo. Las razones son varias. Primero es que en los últimos años, la tecnología mejoró y los aviones más modernos tienen más alcance con el mismo combustible. Aquella nave solo tenía autonomía para alrededor de siete horas de vuelo. Además, el consumo de combustible lo torna muy costoso respecto de otras opciones. El avión para Macri tendrá un dormitorio privado y un baño con ducha. Además se comprará un avión usado ya que nuevo no solo que implica más dinero sino que la espera es entre un año y medio y dos.