El 2017 empieza a tomar forma

Nacional continúa con los trabajos de pretemporada en doble turno con régimen de concentración en el Hotel Regency y el calor de enero no merma la intensidad de los entrenamientos.

Tras el primer turno de la mañana en las instalaciones del hotel que está lindero a Zonamerica, por la tarde el plantel se ejercitó en el gimnasio de Los Céspedes para luego bajar a la cancha número dos del complejo deportivo albo, bajo la atenta de mirada de poco más de un centenar de hinchas que se acercaron a ver a sus ídolos de cerca.

En una cancha con 20 metros menos de lo habitual, Martín Lasarte dispuso una práctica de fútbol pero con bloques de diez minutos y con distintas consignas. La más reiterada fue la del juego por las bandas, que hicieron que los laterales y los volantes externos fueran protagonistas. Además, cada equipo fue formado con doce futbolistas. Uno de los conjuntos lo integraron Mejía, Labandeira, Corujo, Arismendi (jugó de zaguero), Fucile, Romero, Carballo, Ligüera, Ramírez, Vecino, Sebastián Fernández y Sebastián Sosa. El segundo equipo fue conformado por Araújo (luego ingresó Silveira), Otalvaro, García, Malvino, Müller (al juvenil lo están probando como lateral izquierdo), Porras, Sebastián Rodríguez, Neves, Viudez, Lozano, Silveira y Coelho.

DIFERENCIADO

Cuatro al gimnasio

los trabajos diferenciados del arquero Esteban Conde (que recién la semana que viene empezaría a trabajar de manera normal) y de Leandro Barcia, que se recupera de la operación en los ligamentos cruzados que se hizo en 2016, ayer no entrenaron a la par de sus compañeros y no hicieron fútbol el zaguero y capitán Diego Polenta y el lateral Alfonso Espino.