Acuerdo para manejo de vertedero de basura establecieron alcaldías de Ureña y Bolívar

Las autoridades de los municipios Bolívar y Pedro María Ureña buscan acuerdos para solucionar el problema de los desechos sólidos. (Foto/JGH)

San Antonio.- Las alcaldías de los municipios Pedro María Ureña y Bolívar establecieron este lunes un acuerdo para el uso  y manejo del vertedero de basura de Aguas Calientes,  debido a los problemas financieros y ambientales que acarrea la disposición final de los desechos.
En la reunión para tratar la problemática participaron los alcaldes de Bolívar, Simón Vargas, y el de Pedro María Ureña, Alejandro García, así como concejales, síndicos procuradores y responsables de la recolección del aseo urbano de ambos municipios fronterizos.
Las contingencias  presentadas en el vertedero de San Josecito ha conllevado a que el vertedero de Aguas Calientes reciba, además de los desechos de Bolívar y Pedro María Ureña,  también  los de Junín y en algún momento los de otros municipios aledaños.
El volumen de  basura que se deposita en dicho vertedero a cielo abierto ha incrementado los costos económicos en maquinaria que hasta ahora venían siendo asumidos, en su mayoría, por la Alcaldía del municipio Pedro María Ureña, cuya  población también carga con las consecuencias del deterioro ambiental originado por el vertedero, indicó el alcalde  Alejandro García.
Tras una larga discusión donde se escucharon distintas propuestas, las autoridades municipales llegaron un acuerdo, donde se establecieron varios puntos para buscar soluciones a corto y mediano  plazo a la problemática financiera, ambiental y de manejo que se da al vertedero de basura.
En primer lugar, se fijó una cuota de 300 mil bolívares durante los meses de noviembre y diciembre por cada municipio, para el pago de la maquinaria encargada de la remoción de los desechos. El gasto mensual en maquinaria es de 600 mil bolívares y hasta ahora la municipalidad de Ureña solo recibía 50 mil bolívares mensuales por parte de la Alcaldía de Bolívar, más la cuota que paga Junín por hacer uso de dicho vertedero.
A través del acuerdo también fueron designados los síndicos procuradores de Bolívar y Pedro María Ureña para constituir y dar funcionalidad a la mancomunidad fronteriza, a partir del 31 de diciembre del presente año, al tiempo que se decidió presupuestar  el 2 por ciento del situado de cada municipio como aporte a la mancomunidad, a partir del próximo año.
De manera unilateral, el alcalde de Ureña participará a las autoridades del municipio Junín  la suspensión de la utilización del vertedero de basura de Aguas Calientes, a partir del 1 de noviembre, para disponer allí los desechos originados en ese municipio del estado Táchira.
Como parte los compromisos, igualmente se fijó una nueva reunión de trabajo para el próximo lunes 7 de noviembre, así como iniciar de manera inmediata una campaña de concienciación ciudadana en cuanto al uso y manejo del vertedero y pago de tasa  por parte de ciudadanos y establecimientos que acuden en sus vehículos a botar allí desechos.

José G. Hernández