Huecos y fugas de aguas mantienen destruida la vialidad en la calle 6

Los huecos y fugas de aguas han destruido la vía en la calle 6, cerca de la plaza Miranda. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
Una enorme cárcava impide la movilidad en la calle 6, con carrera 6, en La Concordia.(Foto/Carlos Eduardo Ramírez)

 

 

 

 

 

 

Los huecos y fugas de aguas, aparentemente de origen residual, han causado daños de gran proporción a la vialidad en  la calle 6 con carrera 6, en La Concordia, lo cual ha provocado que la movilidad esté afectada y que a diario las colas y trancones sean descomunales.
Pero el daño de esta zona no es nuevo,  según afirman comerciantes, quienes aseguran que las filtraciones de aguas de cloacas son las que han causado el deterioro de un tramo de la calzada, la cual tiene ya enormes cárcavas que impiden el libre tránsito.
Juvenal Castillo, comerciante de la zona, declaró que ya los daños en la vía cumplen más de dos años lo que –aseguró- afecta a quienes tienen negocios en la zona.
–Esta es una zona netamente comercial, donde se ha instalado almacenes de repuestos para automotores, por consiguiente la afluencia de compradores suele ser muy elevada, lo que se traduce en una alta movilidad de vehículos, pero últimamente muchos han optado por irse a otros sitios, ya que aducen que por el mal estado de la calle prefieren otros comercios–, expresó.
Reveló   que lo que más afecta a quienes transitan a diario por la zona son las cárcavas, que  tienen ya unas extensiones enormes y son profundas, “por ello es recurrente que se observen vehículos dañados, pues aquellos que no pueden ver los huecos, sencillamente pierden dinero, porque cada repuesto para reparar el automotor cuesta miles de bolívares¨.
Por tratarse de una zona comercial, donde igualmente se han instalado talleres mecánicos, quienes laboran en esta especialidad no tienen la precaución de recoger los residuos de carburantes, los cuales son lanzados a la vía pública y estos degradan el asfalto.
Paralelo a los problemas de índole vial, los afectados también se quejan del caos que a diario enfrentan, ya que aseguran que no existe control por parte de las autoridades de Tránsito, quienes no efectúan operativos para mejorar el tráfico, y la presencia de una estación de servicio provoca que no haya respeto por el orden.
— Cuando llega combustible, los alrededores de la plaza Miranda son casi intransitables, pues la gente se estaciona en doble vía, no respetan las señales y se forman dobles colas que impiden la movilidad, eso tiene que corregirse, porque cada día es más acentuada la problemática, lo que nos ha llevado a muchos a pensar seriamente en mudarnos, porque no es aceptable que padezcamos por la negligencia de las autoridades—, precisó.
Sostuvo finalmente que no existe tampoco una señalización o rayado adecuado que impida que los conductores violen el sentido de la transitabilidad.
Pablo Eduardo Rodríguez