Alarma por aumento de secuestro de niños en región Altos Mirandinos

Secuestradores aprovechan lugares concurridos para llevarse a los menores de edad. Foto: La Región

 

Antisociales siembran el terror en la población con un cambio de táctica en sus modus operandi, luego que el asalto de casas o robos de vehículos han quedado en segundo plano aumentando el caso de plagios de menores de edad, reseña La Región. 

Por Frederick Ortiz

Víctimas de los plagios aseguran que antisociales prefieren raptar niños porque ya nadie cancela el rescate por carros o motos

Antisociales en los Altos Mirandinos siembran el terror en la población con un cambio de táctica en sus modus operandi, en vista de que el asalto de casas o robos de vehículos han quedado en segundo plano luego de que comenzaran a priorizar el secuestro de menores de edad.

La situación fue advertida por personas que en los últimos meses tuvieron que vivir horrores a través del secuestro de un familiar cercano, bien sea hijos, hermanos o sobrinos.

Esta vez decidió dar su testimonio un residente de la comunidad El Vigía, quien relató el secuestro de su hijo hace un par de meses en pleno centro de la ciudad de Los Teques. Para aquella ocasión dos sujetos ‘‘le echaron tierrita en los ojos’’ y se llevaron al menor de edad cuando el padre compraba alimento para las mascotas.

El angustiado padre que pudo contactar a su pequeño de seis años luego de 24 horas de desaparecido, contó que uno de los sujetos lo abordó para venderle supuestos productos para eliminar plagas, mientras que el otro al parecer atrajo al niño con una bolsa de dulces. ‘‘Cuando me di cuenta mi hijo no estaba por ningún lado de la tienda; comencé a buscarlo y fue una vendedora de cigarros quien me dijo lo que pasó, me describió a los sujetos e inmediatamente tuve que aceptar lo peor’’.

Nuestro denunciante anónimo contó que los raptores se comunicaron con él al día siguiente; fue una llamada breve de aproximadamente 45 segundos en la cual le dieron una serie de directrices a seguir en caso de querer reunirse de nuevo con su vástago.

‘‘Un tipo de voz ronca fue quien habló; me dijo que quería 750 millones de bolívares por el rescate y que bajo ninguna circunstancia me comunicara con la policía ya que si lo hacía me lo iban a matar’’, contó con la voz entrecortada.

Cuenta que indudablemente no se atrevió a denunciar por temor de que le hicieran algo a su hijo, por lo que apenas cortó la comunicación telefónica optó por reunir sus ahorros y vender bienes de gran valor para alcanzar la cifra estipulada por los hampones.

No fue sino hasta el séptimo día del plagio cuando se logró completar el dinero y dos días después los antisociales volvieron a llamar. ‘‘Pusieron a mi hijo al teléfono por escasos segundos y luego me dictaron un número de cuenta al cual debía transferir el dinero; dijeron que al confirmar la transacción volverían a llamar para acordar el lugar del rescate’’, agregó.

Al hacerse efectiva la transferencia los sujetos llamaron a la familia en cuestión para hacerles saber que el niño sería dejado en las inmediaciones de la estación del Metro Alí Primera, hecho que para el alivio de las víctimas sucedió tal y como se acordó.

‘‘Es un negocio rentable’’

En este sentido fueron consultadas personalidades ligadas a las fuentes policiales para determinar el comportamiento adoptado por los rufianes, y coincidieron en que dentro del mundo hamponil resulta un ‘‘negocio rentable’’, ya que ‘‘con la situación del país ya nadie paga por el rescate de un carro o una moto; ahora, cuando se trata de un familiar, en especial un niño, las cosas cambian. Tocan la fibra humana de la víctima y aseguran prácticamente que la cifra exigida será cancelada con desesperación’’.

Igualmente se confirmó que son pocas, por no decir nulas las denuncias recibidas en el despacho en relación al secuestro de niños, pero confirmaron que esto quizás se deba al temor de la ciudadanía en relación a las amenazas violentas de los secuestradores.

Seis rescates en octubre

Pese a que no se trata de menores de edad, se conoció que durante el pasado octubre la Brigada Antiextorsión y Secuestros del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) cumplió con efectividad el rescate de seis personas plagiadas en Altos Mirandinos.

Tal fue el caso de una joven secuestrada en San Antonio de Los Altos, municipio Los Salias, por sujetos que la abordaron en las adyacencias de su residencia. Al recibir la alerta, gracias a la investigación y el trabajo de campo, la fémina logró ser hallada con vida cerca de 14 horas después en una residencia de La Matica.

actualidad, regionales, altos mirandinos, secuestro de niños

Fuente: La patilla