Messi resuelve otra vez de tiro libre y el Barcelona sigue en Copa del Rey

Otro sublime gol de tiro libre de Lionel Messi le dio al Barcelona la victoria 3-1 ante el Athletic Bilbao el miércoles para acceder a los cuartos de final de la Copa del Rey.

El astro argentino clavó el balón en el ángulo inferior derecho a los 78 minutos para sentenciar una eliminatoria que se le complicó al conjunto catalán tras perder 2-1 en el choque de ida la semana pasada. Los azulgranas avanzaron con un 4-3 a favor en el marcador global.

Fue el tercer gol de tiro libre que convierte Messi en los tres últimos partidos del Barcelona. Además de anotar por esa vía en la ida ante el Athletic, la “Pulga” evitó la derrota el domingo en la liga al convertir a los 90 con un tiro libre en la cancha del Villarreal.

Neymar anotó de penal a los 47 minutos, con lo que el delantero brasileño puso fin a una sequía goleadora de casi tres meses, abarcando 11 partidos. El atacante brasileño también asistió en el sensacional gol de chilena que el uruguayo Luis Suárez marcó a los 36 para adelantar al Barsa en el Camp Nou.

El Athletic facturó un gol que pudo haber forzado una prórroga, obra de Enric Saborit con un cabezazo a los 51.

Pero el tiro libre de Messi desde el balcón del área mantuvo a flote al vigente campeón del torneo de copa del fútbol español.

El técnico azulgrana Luis Enrique alabó la pegada de su tridente de atacantes sudamericanas.

“Estamos en un mundo de exageraciones y parece que están obligados siempre a marcar”, dijo Luis Enrique. “La verdad es que si estos tres tienen que demostrar algo ya podemos cerrar la tienda. Sería irrisorio poner en duda a estos tres jugadores”.

Tal y como hizo ante el Villarreal, Messi engañó al arquero en la dirección del remate. El disparo de zurda se coló junto al poste, imposible de atajar para el portero bilbaíno Gorka Iraizoz

Fue el 26to gol de tiro libre de Messi con el Barcelona y empató a Ronald Koeman en el primer lugar de tantos anotados por esa vía en la historia del club. El rosarino nunca había anotados goles de tiro libre en tres partidos consecutivos.