Falta de vacunas antirrábicas es una bomba de tiempo

La vacuna contra la infección de la rabia fue de fácil acceso hasta hace unos cinco meses, aproximadamente. Ese es el período de tiempo que tiene el Ambulatorio Urbano Dr. Francisco Gómez Padrón, conocido como la “Sanidad”, sin despacharla en los refugios y fundaciones protectoras de animales.

El mismo lapso que tienen las tiendas de artículos para mascotas sin recibir despacho de los laboratorios proveedores por falta de producción.

“No se consigue en las tiendas ni a través de la Secretaría de Salud Regional, cuando hasta hace poco incluso las colocaban gratis durante el servicio de baño y desparasitación”, comentó Freddy Zabala, veterinario y encargado de una tienda ubicada en el sector Santa María.

Para el experto en animales, la falta de vacunas antirrábicas abre las puertas a un problema de salud pública, en vista de la cantidad de perros y gatos que hay en la calle sin inmunización.

“Es difícil mantener una mascota con la situación país, por eso el índice de animales que se convierten en posibles focos de rabia, se pierde de vista”, aseguró.

La vacuna debería aplicarse generalmente a perros y gatos por ser domésticos, durante los primeros tres meses de vida y a los 15 días si está en situación de calle, explicó Nikita Medina, veterinaria de la Asociación para la Defensa y Protección de los Animales (Asodepa).

“La rabia es una enfermedad zoonótica viral que se trasmite fácilmente a los humanos y tiene consecuencias mortales si no se trata de forma inmediata y en el caso de los animales deben ser sacrificados”, detalló la especialista.