ANC aprueba la Ley Constitucional contra el Odio

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó de manera unánime la Ley Constitucional contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, la cual establece, entre otras sanciones, penas de hasta 20 años de cárcel para los culpables de promover “delitos de odio, intolerancia “.

El capítulo V, “de las responsabilidades, delitos y sanciones”, establece en el artículo 20 que “Quien públicamente, o mediante cualquier medio apto para su difusión pública, fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas, en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político, de orientación sexual, de identidad de género, de expresión de género o cualquier otro motivo discriminatorio será sancionado con prisión de 10 a 20 años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados”.

En otro artículo, relacionado con los partidos políticos que “promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual (…) y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia”, se ordena que no podrán ser inscritos ante el Consejo Nacional Electoral.

Además, se “revocará la inscripción de aquellos partidos políticos y organizaciones políticas que incumplan” con lo previsto en la ley.

De igual manera, se le ordena a esas organizaciones incluir en sus estatutos “la medida preventiva de suspensión” y de “expulsión” de sus militantes si cometieran alguno de los delitos establecidos en la Ley. “En caso de abstenerse de incluir dichas normas o de iniciar tramitar o decidir oportunamente los procedimientos disciplinarios por estos motivos el Consejo Nacional Electoral revocará su inscripción”, fija en ese sentido.

La Ley entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de Venezuela, cuando entonces los medios de comunicación impresos deberán publicarla íntegramente.

Una Ley con el espíritu de la revolución bolivariana

“Venezuela pone hoy esta Ley a disposición del mundo. No exportamos solamente petróleo, queremos exportar paz, amor, tolerancia en un mundo gravemente amenazado con los poderes imperiales (…). Nosotros vamos ahora a exportar la paz para el mundo, Venezuela quiere ser factor de equilibrio, de preservación del planeta y de la raza humana”, dijo sobre ella la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez.

Asegura que el nuevo cuerpo normativo “establece la naturaleza y el espíritu del modelo de la revolución bolivariana que es la igualdad, rechazar cualquier forma de discriminación”, y contiene las directrices para “prevenir el fascismo”, “y es la prohibición a partidos políticos, movimientos sociales y cualquier tipo de organización colectiva que pretenda contener en sus estatutos, o que tenga como objetivo, finalidad, o permita que alguno de sus militantes promueva el odio, la guerra, la intolerancia. No serán reconocidos como organización política, ni como organización social en Venezuela”.